Israel, golpeado por Hezbolá pese a su alegada preparación militar

El régimen de Israel ha recibido un tremendo golpe de las fuerzas de Hezbolá cuando sus tropas intentaban violar de nuevo el territorio de El Líbano.

En un comunicado publicado este domingo, el ejército de Israel ha admitido que ​los misiles antitanque procedentes de El Líbano han impactado contra una base militar repleta de equipos de combate israelíes, ubicados en la frontera de los territorios ocupados palestinos con el país árabe.

Esta declaración se produce después de que el Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá) informara de que había atacado un vehículo militar israelí, matando e hiriendo a todos los que estaban a bordo.

El ejército israelí, además, ha reconocido que los incendios registrados en las regiones norteñas de El Líbano fueron resultado de sus operaciones contra dicha zona, pero sin que llegara a especificar de qué tipo de actividades se trataba.

El golpe recibido por Israel se produce en el mismo momento en que su ejército había puesto en alerta máxima a sus tropas y desplegado decenas de tanques y unidades de artillería cerca de la frontera de El Líbano, para poder repeler una posible respuesta de Hezbolá.

Los medios israelíes han informado de un estado de temor y pánico generalizados entre los colonos sionistas en la parte norteña de los territorios ocupados, y el ejército de Israel ordenó a los residentes que viven a menos de 4 kilómetros de la frontera libanesa permanecer en sus hogares y abran sus refugios antiaéreos.

Esta situación bélica se produce en un contexto de fuertes tensiones en los últimos días entre Israel y Hezbolá, especialmente después de que varios aviones no tripulados del régimen israelí volvieron a violar el espacio aéreo de El Líbano.

Según los medios locales, el conflicto armado de hoy se estalló después de que la artillería israelí lanzara desde la mañana de este domingo varios obuses de 155 milímetros contra la región de las granjas ocupadas de Shebaa y las colinas de Kafar Shuba, en el sur de Líbano, en una nueva incursión transfronteriza.

Ayer noche, el líder del Hezbolá, Seyed Hasan Nasralá, había amenazado que la respuesta de la Resistencia libanesa a un reciente ataque israelí con drones ya estaba “decidida y en marcha”.
Esta advertencia tuvo lugar días después de que dos aviones teledirigidos israelíes, cargados con potentes explosivos, cayeron en los suburbios del sur de Beirut, la capital libanesa, cerca del feudo del Hezbolá; uno de ellos explotó en el aire.

El presidente libanés, Michel Aoun, consideró los aludidos ataques como “una declaración de guerra” y reivindicó el derecho de su pueblo a la defensa de la soberanía e independencia del país árabe.

Fuente de origen: HispanTV

Facebook Comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.