Instan a Israel a admitir el secuestro de niños yemeníes desde 1950

Los israelíes de origen yemení protestaron frente a las residencias del presidente israelí Reuven Rivlin y del primer ministro israelí Benjamin Netanyahu. Instaban a Israel a reconocer lo que describieron como un secuestro patrocinado por el estado de niños yemeníes durante los primeros años del establecimiento del estado de Israel.

El jueves, Haaretz dijo que unas 200 personas participaron en la marcha el miércoles por la noche, cerca de las residencias de Rivlin y Netanyahu.

“Los manifestantes portaban carteles con imágenes de los niños, y las fechas en que afirman que los niños fueron secuestrados”, dijo el periódico.

En 2001 se asignó una comisión gubernamental para investigar las denuncias de desapariciones de niños. Más tarde, la comisión concluyó que “no hay pruebas del secuestro sistemático de niños yemeníes”.

Según el documento, “el comité y dos comités anteriores concluyeron que la mayoría de los niños murieron como resultado de enfermedades”.

Las familias y los expertos legales cuestionaron el desempeño y la profesionalidad del comité y los medios que publicaron una serie de informes de investigación sobre el tema.

En 2016, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, dijo: “el problema de los niños yemeníes es una herida abierta que sigue sangrando. Muchas familias no conocen el destino de los niños desaparecidos y están buscando la verdad”.

La manifestación fue organizada por la Fundación Amram para marcar “un día de concienciación sobre cientos o miles de niños desaparecidos nacidos de inmigrantes judíos de Yemen, otros países de Oriente Medio y de los Balcanes”. Amram había cancelado una reunión prevista con el presidente israelí Reuven Rivlin, cuando “[él] se negó a pedir un reconocimiento oficial de lo que la fundación calificó como una injusticia para estas comunidades”, dijo Haaretz.

Las minorías generalmente se quejan en Israel de lo que detallan como “discriminación que las instituciones oficiales israelíes ejercieron en su contra”.

Fuente de origen: Monitor Medio Oriente en Español

Facebook Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.