video

Daniel Devita: El rap político incomoda al poder cuando rompe sus esquemas

Daniel Devita o DobleD – tal su nombre artístico-  es un joven rapero argentino que ha destacado en los últimos años por su música y su compromiso social. Comenzó en los inicios de su adolescencia a escribir e interpretar sus propias canciones. Sus canciones destacan por su explícita referencia a lo político. Durante los últimos años, su voz se hizo escuchar más fuerte, en las luchas de resistencia contra las políticas del macrismo. Pero Doble D no solo se compromete con lo que pasa en su país. Una de sus canciones que más resonaron fue Nacido en Palestina, un relato en primera persona de la vida de un palestino oprimido por el régimen sionista del Estado de Israel. También escribió sobre Venezuela, en momentos en que ese país era más atacado por el Imperialismo.

Pero su compromiso no es solo a través de sus letras, sino poniendo el cuerpo. Devita se hace presente en las luchas, en las calles y aporta su música en los festivales de protesta.

A pocos meses de las elecciones presidenciales argentinas, y con la figura de Cristina Fernández de Kirchner en un lugar central en la política, Doble D estrenó su tema Yegua: ocho minutos de música que recorren la vida y obra de la principal referente de la oposición al gobierno de Mauricio Macri y candidata a Vicepresidente por la fórmula Fernández – Fernández. Pero la persecución a CFK que el propio Devita expone en Yegua, él lo vivió en carne propia.  En menos de tres semanas el video tuvo casi 130.000 visitas en YouTube, 250.000 en su cuenta de Facebook y se convirtió en viral a las pocas horas de su estreno. Es así que la red social Twitter decidió arbitrariamente suspenderle la cuenta a Doble D. Las respuestas fueron rápidas y tuvieron que devolverle su cuenta. DataUrgente conversó con el artista quién le contó lo sucedido con la red social y reflexionó sobre el éxito de Yegua.

DataUrgente: ¿Cómo surgió la idea del tema Yegua?

DobleD: Es un proyecto que tenía en agenda hace más de dos años e implicó muchas frustraciones al no poder escribir nada que me terminara de convencer. En ese tiempo editamos dos álbumes, compuse sobre muchas temáticas y esta canción, que me despertaba tantas emociones, no terminaba de surgir.

Me generaba mucha incomodidad tener tanta facilidad para componer sobre personajes nefastos movido por la indignación y no poder hacerlo de la misma manera para con alguien que despierta en mi, amor, admiración y esperanza.

Hubo dos factores que jugaron juntos al mismo tiempo para que finamente pudiera escribirla.

Uno, el libro Sinceramente, donde Cristina nos cuenta de su puño y letra toda la historia y los momentos claves de su vida y de sus políticas.

El libro completó todas esas ideas que venía craneando y el segundo factor fue la enorme sugerencia de Javier Monge de Cadena VLV, quien además de impulsarme a crear la canción, me dio el título «YEGUA».

Con esas dos cosas fue sentarme a escribir en unas cuantas horas maravillosas donde todo salió del tirón y esas frases que me habían sido esquivas durante tanto tiempo surgían a montones.

Después me di cuenta que eran ocho minutos, larguísima, pero había sido tan genuino el proceso que me fue imposible dejar algo afuera.

DU: ¿Cuál fue su repercusión y cuáles fueron las respuestas que tuviste cuando lo estrenaste?

DD: Es difícil para un músico lograr transmitir emociones con el mismo nivel de intensidad con el que uno crea.

Lo primero que hice al terminar la letra fue grabarla en un audio y mandársela a Javier con la certeza de que su respuesta iba a ser «Hijo de puta dura 8 minutos» (Javi es mi mayor crítico).

Su respuesta fue un audio balbuceando donde no podía hablar de la emoción y entre lagrimas logró decirme «Es hermoso».

Después vino la parte musical con Gustavo Arroyo que hizo un trabajo increíble, las voces en Recoveco Records que salieron impecables, la mezcla, el máster y el video clip, donde me la pase llorando durante todo el montaje recordando tantos momentos del país que se entrelazan con la propia historia.

Todo eso que sentimos durante la producción, fue calcado a lo que miles y miles de personas en las redes sociales nos dicen todos los días.

Las lágrimas, la emoción, los recuerdos y sobre todo la esperanza.

Dos semanas después ya lo vieron más de 250.000 personas en mi Facebook y 120.000 en el canal de Youtube, pero hay otras cuántas subidas en todas las redes con cientos de miles de vistas mas.

Dos cosas rescato de todo el cariño de la gente para con el tema, el apoyo internacional que nos sorprendió muchísimo y la cantidad de personas por fuera de la política y la militancia que nos expresaron su emoción al escucharla y el reconocimiento para con la figura de Cristina Fernández de Kirchner.

DU: ¿Por qué crees que se hizo viral el tema?

DD: Los medios instalaron una idea muy fuerte en el común de la gente, de que el amor por CFK y por cualquier líder político en general, responde a un lavado de cerebro, al fanatismo acrítico y/o a intereses económicos espurios.

Creo que con YEGUA logramos mostrar de una manera contundente, razonable y respaldada con imágenes el porqué de ese cariño y esa gratitud.

La canción narra hechos concretos, comprobables y no por eso pierde su caudal emocional.

No solo queríamos homenajear a la líder del campo nacional y popular, sino contarles a quienes no se sienten parte de este proyecto el porqué de tanta pasión.

Eso sumado al contraste con la etapa miserable y servil que atraviesa nuestra Patria entiendo que fue muy poderoso.

DU: ¿Qué pasó con tu cuenta de Twitter y qué explicaciones oficiales te dieron por su suspensión?

DD: Faltaban 30 minutos para cumplirse una semana del estreno, estábamos preparados para festejarlo con todos nuestros seguidores y al entrar a la cuenta y twittear, no se publicaba, pensé que era cosa de la señal hasta que vi que estaba suspendido.

No hubo explicaciones oficiales ni al suspender la cuenta, ni al devolverla cuatro días después, solo la recomendación de leer los protocolos de Twitter, donde no encontré ninguna regla infringida.

Lo que es cierto es que la cuenta venía creciendo exponencialmente, las notificaciones también y nos dejaron sin una de las principales herramientas de comunicación con el nuevo público, en el momento de mayor intercambio.

Les agradezco de corazón a todos los que reclamaron durante esos días; amigos, colegas, medios y público que nos ayudaron a recuperar la cuenta.

DU: ¿Cuáles pensás que fueron las verdaderas razones?

DD: El rap político logramos incomodar al poder cuando rompe sus esquemas y salimos de los nichos en los cuales nos encierran.

La segmentación social del siglo XXI les permite prescindir de la censura directa, no hace falta prohibir la circulación de ideas siempre y cuando circule en zonas controladas.

A estos muchachos no les jode que 1 millón de peronistas compartamos contenidos ideológicos entre nosotros, el problema empieza cuando salimos de la zona controlada y nos empiezan a ver y escuchar personas que piensan distinto, que casi nunca se topan con nuestras palabras sin el filtro de los grandes medios. Creo que YEGUA salió de la madriguera y pudo confrontar el odio irracional de mucha gente con un discurso efectivo.

Ahí podemos empezar a tirar del ovillo, si logramos que recurran a métodos burdos y evidentes como bajar una cuenta, es que estamos haciendo un trabajo colectivo inmenso.

Facebook Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.