EXCLUSIVA DATA URGENTE – Trump, Pompeo y Bolton: Un Trio Inolvidable

Por Jorge Luis Ubertalli Ombrelli (18/6/2019)

“Los iraníes lo hicieron”. Tajantes, las acusaciones de Trump y Bolton a Irán de ser el culpable de los siniestros de dos buques tanques que navegaban el 13 de junio en el golfo de Omán, zona del estrecho de Ormuz, a 40 kilómetros de la costa iraní, ocuparon las primeras planas. ‘«Estados Unidos está considerando toda una gama de opciones. Hemos informado al presidente en un par de ocasiones», dijo Pompeo en una entrevista con CBS y añadió que la respuesta militar es una de las opciones.’ (Xinhua, 18 de junio).

El buque MT Front Altair, de bandera de las islas Marshall, cargado con nafta, y el Kokuka Courageous, cargando etanol, con bandera de Panamá pero perteneciente a la empresa japonesa Kokuka Sangyo, fueron atacados con torpedos y disparos- según se informó también con minas- respectivamente, produciendo incendios que obligaron a la tripulación a abandonar los sendos buques que derivaron sin rumbo.

Aunque el gobierno iraní informó que los 43 tripulantes de ambos buques fueron rescatados por sus fuerzas y entregados en el puerto iraní de Jask, dos integrantes del trio inolvidable acusaron a Irán de los ataques y enviaron buques de guerra apostados en Barheim, sede la 5ª flota de EE.UU,  al golfo.  En el que ya se encuentra navegando el portaviones Abraham Lincoln de la USArmada, en el marco de las presiones a Irán por cuatro atentados sin nombre a buques saudíes, emiratíes y noruegos que surcaban esa zona el último 12 de mayo, poco después de haberse retirado EE.UU. del pacto 5 + 1 con la nación persa.

Habida cuenta de  que justo en el momento del ataque el ministro japonés Shinzo Abe- llevando una misiva de Donald  Trump- y el presidente iraní Hasan Rohaní, se hallaban negociando, sin resultados, en torno al ‘tema nuclear’- recurrente en cuanto a las sanciones de EE.UU. a Irán y la RPD de Corea-; y conociendo la calaña provocadora de los norteamericanos cuando deciden lanzarse a la guerra contra sus ‘enemigos’- caso agresión de Corea del Sur al Norte en 1950, caso Golfo de Tonkín en Vietnam, y otros similares- el supuesto ataque parecería ser un atentado de falsa bandera para culpar a Irán del mismo y destacar una mayor presencia de EE.UU. en el área. Sus aliados saudíes, principales compradores de armas norteamericanas, y el gobierno británico, también se unieron al coro de los solistas Trump y Pompeo, oscureciendo cada vez más el panorama del Oriente Medio, sacudido por esos hechos y el aumento del precio del crudo, que inlfluirá en los especuladores de siempre.

En consonancia con esa última hipótesis cabe destacar que, dos días después de los atentados a los buques, ‘ El ministro de Energía de Arabia Saudita, Khalid Al Falih, aseguró (…) que la Organización de Países exportadores del Petróleo (OPEP) trabaja por estabilizar el mercado petrolero antes de 2020’ (Prensa Latina, PL, 15 de junio)

Según se informó, la baja de los precios del crudo debido a las disputas comerciales, fundamentalmente la ‘guerra’ de EE.UU. hacia China, dispuso a la OPEP a recortar la oferta el fluido. En ese orden se informó que  “‘En horas pasadas, la OPEP divulgó en su informe mensual que ‘la demanda mundial de crudo se verá afectada por las crecientes disputas comerciales.
Según el reporte del cártel, la demanda global de petróleo crecerá en 1,14 millones de barriles por día (bpd) este año, 70 mil bpd por debajo de lo vaticinado previamente.
Asimismo, la asociación revisó a la baja su estimación con respecto a su propia demanda en 2019 y la situó en 30,5 millones de bpd’”.
(PL, 15 de junio)

Si a aumentos del crudo se trata, los ‘atentados’- adjudicados a Irán por los saudíes- cumplieron el objetivo de aumentar precios del crudo en un 4%, y es más que probable que continúen ascendiendo debido al clima de confrontación con Irán que se traduce en la presencia de buques norteamericanos en el área y las amenazas de Bolton, de Arabia Saudita y Gran Bretaña al país persa.

El tema de los ’atentados’ a los buques sacó de agenda hechos sucedidos en la región que aportan al clima de confrontación. En tanto el inefable Pompeo sostenía que EE.UU. no deseaba provocar una guerra en la zona, ‘El primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, anunció (…) la construcción de un asentamiento llamado Altos de Trump en el territorio sirio ocupado del Golán, en honor al presidente estadounidense, Donald Trump, aunque solo será establecido cuando se forme el nuevo gobierno tras los comicios de septiembre. En una reunión de Gabinete descripta como festiva y llevada a cabo de manera extraordinaria en los Altos del Golán ocupados a Siria en la Guerra de los Seis Días de 1967, el Gobierno en funciones israelí aprobó el establecimiento de una colonia que llevará el nombre de Donald Trump, que en marzo reconoció la soberanía israelí sobre el Golán, un territorio ocupado según las resoluciones de la ONU y anexionado unilateralmente por Israel en 1981. (www.lavanguardia.com, 17 de junio) .

A esta provocación tamaña, que provocó protestas entre los habitantes de esa geografía arrebatada a Siria, Israel sumó, junto a su ‘aliado’ norteamericano, otra: su participación en el denominado ‘acuerdo del siglo’ que se llevará a cabo en la ciudad de Manama, Barein, los próximos 25 y 26 de junio para supuestamente solventar el conflicto palestino-israelí. Ante el rechazo de todos los movimientos de resistencia palestina a participar en este farsesco cónclave, calificándolo de un nuevo intento por cortar los derechos palestinos por cuanto, en consonancia con el ‘acuerdo…’ 6 millones de palestinos no podrán regresar a sus hogares ocupados por colonos israelíes, ‘Estados Unidos ha amenazado a los palestinos con sufrir las consecuencias si no participan en la conferencia’(www.hispantv.com, 23 de mayo).

En otro escenario geográfico, pero en sintonía con Trump y Pompeo, el asesor de seguridad, John Bolton, sostuvo en estos días por twiter que «Maduro (presidente de Venezuela Bolivariana) le dio a Rusia 209 millones de dólares por un contrato de defensa para comprar su apoyo continuo». (Sputnik, 16 de junio). El exabrupto del funcionario, lobista de los fabricantes de armamento norteamericano, mereció una réplica de los gobiernos ruso y bolivariano, quienes hicieron hincapié en su ignorancia y mala fe. Sin embargo, al cowboy de utilería parecen no hacerle mella las contestaciones de aquellos a los que agrede, y sigue con su cantinela de guerra contra todos. Unos días antes de su twiteo, sostuvo que Estados Unidos ‘eliminó sus restricciones al hackeo ofensivo oficial con el objeto de mostrarle a sus adversarios, como Rusia, que «pagarán un precio» por intentar interferir en las elecciones o realizar operaciones informáticas contra intereses estadounidenses’. (Sputnik, 11 de junio)

De atar…

Entretanto, en la V Conferencia de Interacción y Medidas de Confianza en Asia (CICA), que se llevó a cabo en Tayikistán, Eurasia, el 16 de junio, se puso de relieve la tendencia a ‘avanzar hacia un efectivo multilateralismo con la ONU’ (PL, 16 de junio). LaCICA está integrada por 27 países: Azerbaiyán, Afganistán, Bangladésh, Bahréin, Vietnam, Egipto, India, Jordania, Irak, Irán, Kazajistán, Camboya, Catar, Kirguistán, China, Mongolia, Emiratos Árabes Unidos y Palestina, además de Pakistán, República de Corea, Rusia, Tayikistán, Tailandia, Turquía, Uzbekistán y Sri Lanka.
Curiosamente, de la misma también participa Israel.

En esta reunión, a la que concurrieron como observadores Bielorrusia, Indonesia, Laos, Malasia, Estados Unidos, Ucrania, Filipinas y Japón, además de organizaciones como las Naciones Unidas, la Liga Árabe y la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa, se elaboró un Documento final en el que, entre otras cosas, se expresó:- el apoyo al Acuerdo 5 +1 entre Irán y China, Rusia, Francia, Reino Unido, Alemania y EE.UU en el 2015, del cual EE.UU. se retiró en mayo de este año;- la exhortación a que ningún país o grupos de ellos intervenga en los asuntos soberanos de otro, ni confronte con gobiernos elegidos;- el derecho del pueblo palestino de crear un Estado independiente y con las fronteras de 1967;- no considerar el cambio de status de Jerusalén como ciudad sagrada, a la que Israel y EEUU consideran como capital del Estado ocupante; – no recurrir a amenazas ni al uso de la fuerza para saldar conflictos;- propiciar la apertura económica, el comercio y la cooperación de los países; – combatir el separatismo, el terrorismo y el extremismo.

Algunos delegados, cuando se leia el Documento, fijaban la vista en el cielorraso.

Se sabe, sin necesidad de nombrarlos, a quienes representaban.

Facebook Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.