Hezbolá iraquí afirma que ayudará a Irán ante amenazas de EEUU

El Movimiento de Resistencia Islámica de Irak (Kataib Hezbolá) no descarta apoyar a Irán en una posible confrontación con EE.UU. en el Golfo Pérsico.

“Si algo sucediera en la región, ciertamente adoptaríamos nuestro propio y apropiado enfoque como (parte de) la resistencia islámica”, declaró el sábado Yasim al-Yazairi, un comandante de Hezbolá iraquí en declaraciones a la agencia iraní de noticias IRNA, respecto al último despliegue militar de EE.UU. en Oriente medio y una posible guerra con Irán.

Yazairi aseguró que, en caso de que tenga lugar una guerra entre las dos partes, las cosas irían a favor de Irán porque el país persa no solo goza de unidad a nivel nacional, sino que también cuenta con lealtades regionales.

El comandante de Hezbolá —facción militar que forma parte de las fuerzas populares iraquíes, conocidas como Al-Hashd Al-Shabi, en árabe— en otra parte de sus declaraciones, afirmó que el aumento de las presiones y amenazas de Estados Unidos contra Irán ponen de relieve la “nueva idiotez” y confusión de Washington.

“La nueva idiotez de Estados Unidos en la región muestra que ellos (los estadounidenses) aún deben aprender de las experiencias del pasado y de la historia”, aseveró el militar iraquí. “Todo lo que está sucediendo revela la obviedad del caos presente en las políticas estadounidenses”, añadió.

Las tensiones entre la República Islámica y Estados Unidos han ido en aumento por la retórica amenazante de las autoridades de Estados Unidos, así como por las medidas de la Casa Blanca para intensificar su militarización en Oriente Medio a modo de “advertencia para Teherán”.

El Líder de la Revolución Islámica de Irán, el ayatolá Seyed Ali Jamenei, ha descartado la posibilidad de una guerra entre Teherán y Washington y asegurado que la nación persa saldrá victoriosa de la campaña de presión norteamericana oponiendo resistencia.

Las Fuerzas Armadas de Irán han sostenido, a su vez, que declarar la guerra a la República Islámica sería una estupidez que Estados Unidos no hará, pues consideran la retórica belicista de los funcionarios estadounidenses hacia Teherán una guerra psicológica”.

Las posturas de EE.UU. ante Irán evidencia un ineficaz proceso de toma de decisiones e incoherencias entre el presidente Donald Trump y su gabinete.

Fuente de origen: HispanTV

Facebook Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.