Pastores contra cazadores en Africa

La Misión de ONU en Mali (Minusma) informó hoy que 18 civiles murieron esta semana en el centro del país por enfrentamientos entre comunidades, y que aumentan las pérdidas por choques entre cazadores y pastores.
Los actos de violencia se perpetraron en la región Mopti, y la Minusma no identificó a los atacantes que la emprendieron contra una comunidad del grupo étnico dogón.
Esa zona central sufre un conflicto entre cazadores de dogones y pastores fulani en el cual perecieron cientos de civiles el pasado año y que constituye un problema que se está extendiendo por todo el Sahel, la franja semiárida entre el Sahara al norte y las sabanas de África en el sur.
Conforme con un resumen de la Misión de la ONU, varios dogones murieron en una emboscada el miércoles y otros miembros de esa comunidad fueron asesinados el jueves cuando intentaban recuperar los cadáveres causados por el ataque del día anterior, y precisó que un civil de fulani también murió.
Naciones Unidas insta a las autoridades a redoblar los esfuerzos para detener este ciclo de violencia entre las comunidades, cuya recurrencia es muy preocupante, manifestó en un comunicado el jefe de la Minusma, Mahamat Saleh Annadif.
Las autoridades malienses son criticadas por no desarmar a las facciones o rechazar a los extremistas de confesión islámica, que capitalizan la escalada de conflictos en las comunidades, donde reclutan a sus miembros con el propósito de extender su influencia en el Sahel.
Medios de prensa recordaron que los ataques de esta semana ocurren después de la masacre de marzo en la que perecieron 157 aldeanos de la comunidad fulani en Mopti, lo se considera uno los peores actos de derramamiento de sangre en la región.
La escalada de violencia llevó a la renuncia en abril del anterior gabinete maliense.

 

Fuente de origen: Prensa Latina

Facebook Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.