Pedido de juicio político a Garavano

El bloque de diputados nacionales del Frente para la Victoria – PJ anunció que pedirá el juicio político contra el Ministro de Justicia y Derechos Humanos, Germán Garavano, a raíz de la denuncia por extorsión que el exjuez federal Carlos Rozansky radicó en el juzgado federal de Dolores del magistrado Alejo Ramos Padilla.

El exmagistrado Rozansky presentó la denuncia por extorsión contra Garavano y contra el exjuez y consejero de la Magistratura Luis María Cabral. Allí, Rozansky detalló cómo, luego de una “violenta operación mediática”, los denunciados lo convocaron a una reunión en el ministerio de Justicia y le pidieron que presentara su renuncia, bajo dos mecanismos extorsivos: la amenaza de la activación de un pedido de jury pendiente en el Consejo de la Magistratura, por un lado, y la posibilidad de acelerar o demorar su trámite jubilatorio. El revuelo mediático se completó con la difusión, por parte de Rozansky, del audio donde se produce la presunta extorsión.

Por medio de las redes sociales, el bloque anunció: “Diputados/as del FPV-PJ pedirán el juicio político para el Ministro de Justicia y DDHH, Germán Garavano, luego de que se diera a conocer el audio que revela una maniobra extorsiva al ex juez Carlos Rozanski”.

En ese contexto, el diputado Agustín Rossi sostuvo: “El accionar de Garavano amerita claramente el pedido de juicio político y en los próximos días lo vamos a estar presentando. Es una vergüenza cómo viene actuando el ministro y cada día se nota más su interferencia en un poder que se supone independiente”.

Y los diputados señalan: “Esto se suma al ataque a jueces independientes como Ramos Padilla y al conocido ‘coucheo’ armado a Leonardo Fariña para perjudicar a la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner, maniobras en las que presuntamente participó Garavano”.

Rozansky se presentó ante el juez Alejo Ramos Padilla porque quedó involucrado en la causa por espionaje ilegal y presuntas extorsiones a empresarios y dirigentes radicada en Dolores, a raíz del testimonio de Giselle Robles, la ex abogada de Leonardo Fariña, como uno de los magistrado que Garavano, presuntamente, garantizaba su desplazamiento.

Por otra parte, el también exjuez Eduardo Freiler confirmó que se presentará en el juzgado de Dolores para pedir ser querellante en la causa que tramita Alejo Ramos Padilla. Y pidió la renuncia de Garavano: “Es imposible que Garavano esté un segundo más en la cartera de Justicia. Garavano es un fusible. Obviamente estaba haciendo lo que le mandaba el Presidente. Pero para tratar de sanear un poco debería dar un paso al costado».

 

Fuente: Tiempo Argentino

Facebook Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.