Objetivo de las sanciones a Irán: llevar a cero sus exportaciones petroleras

Teniendo en cuenta su nueva estrategia geopolítica con relación al petróleo, Estados Unidos decidió este lunes 22 de abril anunciar que no habrá más excepciones de sanciones para ningún país que importe petróleo iraní.

El objetivo es coordinar una amplia red de bloqueo y embargo al petróleo hecho en Irán, la mayor fuente de ingresos para la República Islámica. «Esta decisión tiene el objetivo de llevar a cero las exportaciones de petróleo de Irán», dice el comunicado de Washington.

Este 2 de mayo expiran las excepciones que se habían firmado durante la era Obama, en el marco del Acuerdo Nuclear de 2015, contrato del que se retiró la Casa Blanca en 2018.

El gobierno de los Estados Unidos viene aplicando una estrategia que le permite decidir hacia dónde se insertan los mercados petroleros con base en sanciones. Escribe el periodista Thierry Meyssan al respecto:

«Según la doctrina Pompeo, no es conveniente reducir la producción mundial al nivel de la ‎demanda instaurando cuotas de producción, como hace la OPEP+ desde hace 2 años, sino ‎cerrando las puertas del mercado a varios grandes exportadores –Irán, Venezuela y Siria– cuyas ‎gigantescas reservas han sido descubiertas recientemente y todavía no han entrado en fase de ‎explotación».

De esta forma, Estados Unidos orienta sus fuerzas en el plano internacional a evitar que productores importantes de la OPEP y afínes limiten su circulación comercial del petróleo, erigiéndose como principal productor y decisor de los flujos de exportación en el mundo.

Añade el comunicado de la Casa Blanca: «Estados Unidos, Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos, tres de los grandes productores de energía del mundo, junto con nuestros amigos y aliados, están comprometidos a garantizar que los mercados mundiales de petróleo sigan siendo abastecidos adecuadamente».

Fuente de origen: misionverdad.com

Facebook Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.