Podemos apunta a las grandes ciudades

Podemos confía en dar «la sorpresa» este 28-A y han diseñado una campaña que prioriza las zonas en las que obtienen mejores resultados que son, principalmente, las grandes ciudades. En Extremadura y en las dos Castillas casi no ha habido mitines de Pablo Iglesias ni de Irene Montero.

Pablo Iglesias asegura que este 28-A darán la «sorpresa». Podemos no cree que los resultados electorales sean los que vaticinan las encuestas y, tras los debates a cuatro, confían mucho más en tener una buena representación en el Congreso. De hecho, los últimos sondeos ya apuntaban una leve subida de la formación morada y buena parte de los analistas políticos creen que Iglesias fue el candidato que mejor lo hizo, sobre todo, en el debate de Atresmedia.

Para llegar a dar esta sorpresa en Podemos han decidido asegurar diputados en los territorios en los que tuvieron mejores resultados en las pasadas elecciones y en los que sus sondeos internos les indican. Esto es, principalmente, en las grandes ciudades. Por esto mismo los grandes actos de campaña hasta ahora han sido en Madrid, Barcelona y Valencia. El acto de cierre de campaña será en la capital. También han centrado muchos esfuerzos en las principales ciudades de Galicia y en el País Vasco.

En el calendario programado de la campaña, apenas había espacio para que los dirigentes de Podemos pisaran la España interior; zonas como Castilla y León, Cantabria o Extremadura en las que no se planificó ni un sólo acto de campaña. En Castilla La Mancha, sólo hubo un acto con Irene Montero y Alberto Garzón en Toledo. Aunque este miércoles, impulsados por las buenas sensaciones que tienen tras el debate electoral, han decidido hacer otros dos actos que no tenían programado. El viernes por la mañana, último día de campaña, Iglesias estará en Valladolid y León en ‘encuentros con la militancia’ que no esperan que sean muy masivos pero que les sirvan para apuntalar algún escaño. También, sin tenerlo programado, Iglesias realizó otro ‘encuentro’ el pasado sábado en Burgos.

Desde Unidas Podemos aseguran que no hay ninguna intención de abandonar estas zonas. La formación defiende con vehemencias las políticas para las regiones de España más despobladas. Pero esto choca con los resultados de la última encuesta del CIS. Según el barómetro, en las dos Castillas se quedarían en cero. Lo mismo ocurriría en Extremadura. En estas provincias PP y PSOE tienen asegurados sus escaños y el resto se repartirán entre Unidas Podemos, Ciudadanos y Vox. En muchas de ellas, la formación de Iglesias compite directamente con Vox por el último escaño.

A pesar de estos resultados, desde Podemos insisten en ser positivos y en dar «la sorpresa». El número de indecisos todavía es muy alto y habrá quienes no decidan su voto hasta el día antes del 28-A.

Fuente de origen: Publico.es

Facebook Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.