Carlos Alarcón - Carabinero - Fuente foto El Desconcierto - Data Urgente

Ex carabinero que asesinó a Catrillanca: “La adrenalina, el celo policial me hizo ir más allá de lo necesario”

«Realicé los disparos desde cerca, calculo unos 20 metros. Los disparos los efectúe cuando el tractor ya se había dado vuelta», sinceró Carlos Alarcón en una declaración entregada a la Fiscalía el 3 de diciembre.

 

El ex sargento del Gope, Carlos Alarcón, sostiene que no disparó a Camilo Catrillanca de forma directa, que su objetivo era el tractor, que no entiende qué sucedió, pero que es un experto en uso de armas, confirma que no hubo enfrentamiento alguno y reitera que “el abogado Cristian Inostroza nos dijo lo que teníamos que decir”.

Así se puede resumir la declaración que el ex oficial de Carabineros, identificado como el autor del disparo que dio muerte a joven mapuche de 24 años el miércoles 14 de noviembre, entregó ante el fiscal regional de La Araucanía, Cristian Paredes, y el fiscal coordinador de la Unidad de Derechos Humanos, Roberto Garrido.

De acuerdo al texto publicado por La Tercera, todo comenzó a las 18 horas del 3 de diciembre, cuando Alarcón comenzó diciendo que “comprendo mis derechos y manifiesto mi intención de declarar para finalmente ayudar a que todo se solucione. Quiero manifestar además que mi abogado defensor, Alex Schneider, me informó hace algunos momentos que iba a renunciar a nuestra defensa y por esa razón no va a venir a presenciar esta declaración, pero de todas maneras quiero declarar por que ya no aguanto más”.

Estas palabras se produjeron un día después de que se conociera el video en que el ex agente asegurara que “hay gente que nos hizo mentir, dimos declaraciones falsas”, en relación a las primeras declaraciones entregadas por el ex sargento Raúl Ávila, el ex suboficial Patricio Sepúlveda, el ex cabo Braulio Valenzuela y el conductor, Gonzalo Pérez.

Disparos sin provocación

“Lo primero que quiero decir es que yo le disparé al tractor, pero nunca tuve la intención de lesionar o matar a las personas que estaban en el tractor. Yo me enfrenté con el tractor, le grité que se detuvieran pero no me hizo caso. Se dio vuelta y le disparé”, consigna el documento.

Y continúa indicando que “realicé los disparos desde cerca, calculo unos 20 metros. Los disparos los efectúe cuando el tractor ya se había dado vuelta. Pude haber disparado cuando tuve al tractor de frente, pero mi intención era que se detuvieran, por eso hice los disparos”.

Alarcón, de quien se supo la semana pasada que reveló la verdad tras las órdenes de su superior, el ex jefe del GOPE, Manuel Valdivieso y al abogado institucional Cristián Inostroza, aseguró que es un experto en uso de armas.

Es en ese sentido que indicó que practicaba tiro regularmente y que el arma de fuego que disparó el miércoles 14 de noviembre “posee una mira holográfica de color rojo que se puede ir graduando su intensidad, y que se proyecta en una pantalla en la misma mira; esta mira en mi caso estaba graduada a 50 metros efectivo lo que me permite una alta tasa de precisión”.

Pese a esto, en el momento, la preparación habría desaparecido, ya que falló y le disparó justo a la nuca, sostiene. “Les grité varias veces que se detuvieran, pero no lo hicieron. La adrenalina, el celo policial me hizo ir más allá de lo necesario, no sé por qué le disparé, no sé explicar qué pasó en ese momento”.

“Estoy muy arrepentido por lo que pasó. Además me acuerdo de haber visto con mucha claridad al joven que iba sobre el tractor y nunca le quise disparar, mucho menos herirlo o matarlo”, señaló Alarcón.

La verdad tras las declaraciones

Sobre las declaraciones confusas y contradictorias que han circulado desde que se hizo público el caso, el ex carabinero aseguró que “desde el primer momento tuve la intención de aclarar lo que había pasado. De hecho, al primer oficial que llegó al lugar, al Coronel (Jorge) Contreras le hice un gesto que significa que yo pensaba que el conductor del tractor estaba fallecido”.

“Yo le dije al Coronel Contreras que había disparado. El Coronel me dijo, con palabras muy paternales, ‘tranquilo, hijo’. Luego del incidente del tractor, nos dirigimos al lugar donde se encontraban los vehículos sustraídos”, detalló sobre la fatídica tarde en la que fue asesinado Catrillanca.

Justamente es en ese momento en que “llegó al lugar mi jefatura, mi Mayor Valdivieso y mi General Victtoriano. El Sargento Sepúlveda, como jefe del dispositivo, le dio cuenta a la jefatura de lo que había pasado”.

De acuerdo a lo señalado por Alarcón, Valdivieso les ordenó a él y a Raúl Ávila que se fueran en un carro blindado para entrevistarse con el asesor jurídico y esto es clave: “Cuando salimos del procedimiento teníamos que dirigirnos a la Fiscalía de Collipulli por orden del Fiscal, sin embargo, nos enviaron a Pailahueque donde mantuvimos una reunión con mi Mayor Valdivieso y el asesor jurídico Cristian Inostroza”.

“En esta reunión, le conté al abogado Inostroza y a mi Mayor lo que había pasado”. Frase que habría dado pie para que se gestaran las declaraciones iniciales y que buscaban llevar la investigación hacia otro sitio. Tras escuchar las versiones de lo que había pasado, “el abogado nos dijo que teníamos que decir que habíamos hecho disparos de advertencia o disuasivos y que no le disparamos al tractor. Quiero dejar en claro, que al momento de encontrarnos con el tractor sentí disparos a lo lejos, pero no hubo una situación de enfrentamiento”, recalca el ex Comando Jungla.

Es esta misma línea que es tajante al apuntar que “no había una situación así como de enfrentamiento, pero sí se escuchaban a lo lejos unos disparos. La verdad es que no recuerdo haberla firmado, pude haberlo hecho sin poner atención. Ignoro quién redactó esa declaración”.

“La reunión en Pailahueque debe haber durado como una hora antes de ir a declarar a la Fiscalía de Collipulli y durante ese tiempo el abogado Cristian Inostroza nos dijo lo que teníamos que decir, y mi Mayor Valdivieso lo apoyaba”, sinceró Alaracón, quien además habló sobre la manipulación de las cámaras.

Según el imputado, el abogado Inostroza les preguntó si andábamos con cámaras, a lo que “Raúl Ávila dijo que andaba con una cámara, y ante esto el abogado Inostroza nos señaló que la versión sería que nadie andaba con cámaras”.

Horas más tarde, en la madrugada, Alarcón dice que prestaron declaraciones ya el 15 de noviembre y que al día siguiente llegó a Pailahueque el General Director de Carabineros, Hermes Soto, momentos en que “estaba muy angustiado por decirle a mi General la verdad de lo que había pasado, pero el abogado Inostroza y mi Mayor Valdivieso me insistieron que tenía que mantener la versión que habíamos señalado al principio”.


Fuente de origen: Con información de El Desconcierto


Créditos de Data Urgente

Producción de la noticia: Data Urgente

Edición general, planificación y gestión digital: Hernán Giner

Dirección del proyecto: Sebastián Salgado


 

Facebook Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.