Uticra Paqueta Adidas Chivilcoy - Fuente foto web - Data Urgentevideo

Industria argentina del calzado cayó 10% en octubre; cierre de fábrica deja a más de 600 familias sin empleo

Miles de habitantes de la ciudad de Chivilcoy, más de 166 kilómetros al este de esta capital, salieron este lunes a las calles y bloquearon una carretera al participar en una pueblada contra el cierre de una importante fábrica que dejaría sin empleo no sólo a las 600 familias de los trabajadores, sino a otros miles que dependen de la industria del calzado, cuando el desempleo aumenta cada día por la crisis que azota a Argentina, en lo que llaman aquí una catastrófica recesión.

 

Por Stella Calloni

Paquetá, una fábrica de origen brasileño, dejó de recibir pedidos de tenis marca Adidas y otro tipo de calzado, en momentos en que la industria vuelve a caer en octubre en más de 10 por ciento y han cerrado casi 10 mil pequeñas y medianas empresas, grandes fábricas están a punto de desaparecer y el consumo cae nuevamente casi 9 por ciento. Miles de negocios de todo tipo han quebrado en esta capital y el desempleo aumenta a límites críticos en todo el país.

En Chivilcoy no sólo salieron a las calles los trabajadores y sus sindicatos, sino también los comerciantes, los empresarios, la población en su conjunto, recordando los días previos a la crisis de diciembre de 2001.

 

En este ambiente la cúpula de la Iglesia católica advirtió al comenzar una reunión de obispos que Argentina enfrenta una crisis social y económica que golpea a todo el pueblo, y que va resintiendo la confianza en la dirigencia política aumentando el mal humor social, el enojo y la intolerancia que hace muy crispada la convivencia.

El presidente de la Conferencia Episcopal, monseñor Oscar Ojea, denunció los ataques personalescontra el papa Francisco desde dentro y fuera de la Iglesia de un modo que no tiene precedente, refiriéndose a las críticas que recibió Jorge Mario Bergoglio por su postura contra el aborto y también porque el oficialismo interpreta cada reclamo por la situación social y la miseria, que se refleja en los millones de desocupados y en el abandono de los sectores más vulnerables, como un apoyo al peronismo y a la oposición.

Al abrir la Conferencia Episcopal que se realiza en el municipio de Pilar, en la provincia de Buenos Aires, Ojea sostuvo: estamos terminando un año sumamente difícil. Muchos acontecimientos que hemos vivido en los últimos meses nos han provocado perplejidad, y al mismo tiempo nos plantean grandes desafíos pastorales para ser iluminados a la luz del Evangelio. Son situaciones complejas y conflictivas que esconden un mensaje que tenemos que descubrir.

Se refirió a las denuncias de abuso de menores en el seno eclesiástico que, señaló, aumentan el dolor en lo más profundo del corazón de la Iglesia.

La Conferencia Episcopal ya conoce los recientes informes del Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina (UCA) en los que se advierte sobre un aumento de los pobres e indigentes en todo el país, que enfrentará las cifras que da a conocer el Instituto Nacional de Estadística y Censo oficialista.

Ojea denunció que ante las situaciones que se viven se puede reaccionar con ira, enojo, victimización o con parálisis e inmovilidad, y apremió al clero a actuar con base en la unidad y la empatía, en función de la Carta a los Filipenses que leyó antes de la homilía donde el Evangelio llama a tener un mismo sentir e invita a la humildad y a velar por los intereses de los demás. En este sentido, la Iglesia ha asumido la defensa de los más olvidados y advertido sobre la tragedia social de millones de argentinos.


Fuente de origen: Stella Calloni – Diario La Jornada en Línea


Créditos de Data Urgente

Producción de la noticia: Data Urgente

Edición general, planificación y gestión digital: Hernán Giner

Dirección del proyecto: Sebastián Salgado


 

Facebook Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.