Constitución española - Reforma - Encuestas - Fuente foto web - Data Urgente

España: Mayoría ve necesaria una reforma a la Constitución

Frente a las reivindicaciones soberanistas, el autoproclamado frente “constitucionalista” se arroga la representación de la inmensa mayoría de los españoles en su defensa a ultranza de la Constitución del 78. Sin embargo, el último barómetro del CIS demuestra que los partidarios de reformar la Carta Magna forman una aplastante mayoría del 70% de los ciudadanos y, aún más importante, los que creen necesario cambiarla del todo o de forma importante suman casi dos tercios de ellos.

Por CarlosEnrique Bayo

La mayor parte de los medios han pasado de puntillas sobre el sorprendente resultado del último Barómetro del CIS que constata el extendidísimo deseo de los españoles de que se reforme de una vez la Constitución de 1978, que algunos partidos esgrimen como estandarte de la unidad y la democracia en España. Pero es todavía más llamativo que la inmensa mayoría de esos ciudadanos quieren, además, que sea una reforma en profundidad, y no un simple ejercicio de actualización, según el análisis de las tablas del Centro de Investigaciones Sociológicas efectuado para Público por el gabinete demoscópico JM&A.

 

Y decimos que es sorprendente que siete de cada diez ciudadanos crean necesario cambiar la Constitución no sólo por la abrumadora propaganda política en contra, sino también porque al mismo tiempo casi la mitad de los españoles (47,3%) se sienten muy o bastante satisfechos de cómo nos han ido las cosas con esta Constitución, y el 67,3% considera que es motivo de orgullo la forma en la que se llevó a cabo la transición a la democracia. Pero todavía son más (69,6%) los que ven llegado el momento de reformar o modificar la Carta Magna.

Y, entre ellos, son casi dos de cada tres (63,3%) los que, además, consideran que no basta con algunas enmiendas, sin que es preciso hacer una reescritura completa o muy importante. Es decir, el 44% de todos los españoles sostienen que se requiere cambiar radicalmente la Constitución del 78 para hacer frente a los desafíos de nuestra sociedad 40 años después de su ratificación en el referéndum que puso fin al régimen franquista y dio paso a una Transición vigilada por los herederos de la dictadura.

Por supuesto, son los votantes del PP y de Ciudadanos quienes –entre los partidarios de algún tipo de reforma constitucional– inclinan la balanza hacia una modificación pequeña del texto fundacional, como se puede comprobar en el gráfico interactivo que encabeza este artículo (pasando el cursor por encima aparecen los datos de cada barra horizontal).


No sólo catalanes y vascos quieren una reforma profunda, sino también muchos votantes madrileños, andaluces y gallegos


Y, en cuanto a las tendencias en las principales comunidades autónomas, era de esperar que los deseos de reescritura importante o completa sean máximos en Catalunya (donde suman el 79,4% de los favorables a la reforma) y en Euskadi (69,5%). Pero no lo era tanto, ni mucho menos, que compartan esa voluntad seis de cada diez madrileños deseosos de cambio (el 60,6%), casi igual que los andaluces (59,2%) que ven necesaria la modificación de la Constitución. Incluso el 54,4% de los gallegos favorables a la reforma constitucional creen que debe ser profunda, como se aprecia en este siguiente gráfico:

Con respecto a la necesidad de que, de entrada, se haga algún tipo de reforma constitucional, claro está que son los votantes del PP los menos proclives a modificar la Carta Magna, pero aún así son mayoría entre esos electores conservadores: un 53,3%. Y el resto de los votantes de otros partidos tienen muy clara esa necesidad, ya que son siete de cada diez en el PSOE (69,8%), casi ocho de cada diez en Ciudadanos (78,5%) y unos nueve o más en Unidos Podemos y los partidos catalanes o vascos, como se puede ver en el próximo gráfico:

Y en este último gráfico (igual que en el primero que aparece en esta información) se puede apreciar cómo las ansias de tener una Constitución nueva no son caprichos de juventud, ya que los menores de 18 años son menos proclives a reescribirla (sólo el 67,6%) que los votantes adultos de todos los partidos, salvo los del PP. Y aún así, entre los del Partido Popular los que se oponen frontalmente a cualquier reforma constitucional no llegan ni a un tercio (28,6%), puesto que entre ellos se registra el mayor porcentaje de “No sabe” (un 16,7%).

Por comunidades, los catalanes están primeros en su deseo de cambiar la Carta Magna (81,8%), seguidos muy de cerca por los vascos (79,2%) y, ya más alejados y prácticamente empatados entre ellos, los madrileños (70,5%), canarios (69,9%) y valencianos (68%), como se ve aquí abajo:

¿Qué hay que reescribir de la Constitución del 78?

Y ¿de qué deben tratar esas modificaciones de la Constitución? En la siguiente tabla, elaborada por JM&A, se comprueba que los españoles consideran insuficientes las provisiones de nuestra Carta Magna en los terrenos de educación y salud, de derechos sociales o de igualdad de la mujer. Pero también queda claro que los ciudadanos también están pidiendo una mejor gestión política desde las instituciones y los partidos, ya que reclaman más transparencia y control, una mejor relación entre el Estado y las comunidades autónomas, así como mayores garantías de los derechos y libertades inherentes a una democracia.

Por partidos, destaca que uno de cada cuatro votantes del PP –siempre entre los que defienden la necesidad de algún tipo de modificación constitucional– quiera una reforma del sistema electoral; que casi un cuarto de los de Unidos Podemos cuestionen la Corona (más incluso que los de EH-Bildu); que los de PNV y ERC centren sus deseos en una mayor transparencia y control de los poderes públicos, frente a los de CDC (hoy PDCat) centrados en obtener más competencias para las comunidades autónomas… y que los del PSOE no figuran en primer lugar en ninguna de esas cuestiones, manteniéndose siempre muy cercanos a la media estadística, con lo que eso representa políticamente de estar en el centro-centro.

Tabla de los principales aspectos a modificar en la Constitución, por votantes de los partidos con representación parlamentaria, según los resultados del CIS de septiembre.

En cualquier caso, queda claro que todos los votantes, sean del partido que sean, consideran primordial defender la educación y la sanidad públicas…precisamente las que más han sufrido por los recortes acometidos tras el único acuerdo de reforma constitucional que hayan alcanzado jamás PP y PSOE: la del Artículo 135, para cumplir las exigencias de austeridad de la UE y satisfacer a las grandes corporaciones financieras internacionales.


Fuente de origen: Público


Créditos de Data Urgente

Producción de la noticia: Lourdes Zuazo

Edición general, planificación y gestión digital: Hernán Giner

Dirección del proyecto: Sebastián Salgado


 

 

Facebook Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.