Migrantes de CA solicitan asilo a Trump y cesar política de miedo

Delegado del INM impide ingreso de caravana a garita El Chaparral. Centroamericanos de la caravana Viacrucis Migrante se reúnen en el muro fronterizo, antes de alistarse para solicitar asilo humanitario a Estados Unidos, en la garita de El Chaparral. Familias enteras provenientes de Nicaragua, Honduras y El Salvador salieron de sus países a causa de la violencia en la que viven

 

Alrededor de 300 centroamericanos que participaron en el Viacrucis Migrante exigieron ayer al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en Tijuana, Baja California, que cese su política de miedo; y en la garita de San Ysidro, California, solicitaron asilo político al gobierno del país vecino, debido a la violencia y la delincuencia que padecen en sus naciones de origen.

Este domingo, 200 integrantes del Viacrucis Migrante 2018 llegaron con sus expedientes completos al puente fronterizo El Chaparral para solicitar asilo. Ranulfo Márquez, delegado del Instituto Nacional de Migración (INM), detuvo a los centroamericanos en la puerta de entrada peatonal a Estados Unidos en Tijuana, con el argumento de que por problemas de logística, solamente una comisión de 20 migrantes, abogados y prensa debía entrar para una primera entrevista con el personal del Servicio de Inmigración estadunidense.

Previamente, autoridades de Estados Unidos informaron en un boletín que la cantidad de personas que podían pedir asilo en un solo día había llegado a su tope, y que la caravana no sería recibida.

Irineo Mújica, representante de la organización Pueblos Sin Fronteras, dirigió unas palabras para Trump: No somos criminales ni terroristas, que nos dé la oportunidad de vivir sin miedo, sé que Dios le va a tocar el corazón. Gracias y vamos para adentro de Estados Unidos.

Álex Galvez, abogado especialista en migración que opera en Los Ángeles, California, dijo que la administración de Donald Trump se basa en palabras, en retórica, prejuicios, estereotipos y emociones más que en las leyes migratorias estadunidense.

Galvez visitó Tijuana para capacitar y aleccionar a los centroamericanos en sus trámites de asilo. Explicó que la ley señala que se debe recibir a los peticionarios y determinar si se les lleva a una estación migratoria o se les coloca un grillete electrónico para irse a su destino hasta que se decidan sus casos.

La mañana de este domingo, 150 participantes del Viacrucis Migrante se trasladaron del Albergue 2000, ubicado en el centro de Tijuana a Playas de Tijuana, para participar en un encuentro binacional con organizaciones civiles de Estados Unidos que los asesoran para obtener asilo político.

Unos 20 jóvenes treparon el muro que divide a México del país vecino, mientras los centroamericanos se acomodaron en la playa, donde un muro de acero se extiende mar adentro.

Allende la frontera, un centenar de activistas y migrantes que obtuvieron asilo se solidarizaron con la caravana en su búsqueda de mejores condiciones de vida y les dieron la bienvenida a San Diego con un altavoz, mientras agentes de la Patrulla Fronteriza los vigilaban. Al concluir la manifestación regresaron al albergue para recoger su equipaje y fueron al puerto fronterizo de San Ysidro.

Mientras, el jefe de la Patrulla Fronteriza en San Diego, Rodney S. Scott, advirtió que en vista de que su ingreso fue ilegal, serán remitidas para su procesamiento personas relacionadas con el Viacrucis Migrante que se introdujeron a Estados Unidos entre sábado brincando la valla fronteriza o por cañones, situación que fue negada por organizadores de la caravana.


Fuente: La Jornada en Línea

Facebook Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.