¿Es posible un conflicto militar abierto entre Irán e Israel?

Tel Aviv y Teherán se aproximan a comenzar un enfrentamiento directo en 2019, sugieren expertos estadounidenses.

Israel e Irán podrían tener una guerra en 2019, un conflicto militar que ya habrían comenzado a librar terceros, sostienen los autores de un artículo de la revista analítica estadounidense The National Interest.

¿Cuál es la probabilidad real de que estas potencias rivales se enfrenten de manera abierta? Raymond Tanter, antiguo integrante del Consejo de Seguridad Nacional de Estados Unidos durante el mandato de Ronald Reagan; e Ivan Sascha Sheehan, profesor de la Universidad de Baltimore (EE.UU.), analizan el asunto.

Intercambio de amenazas

Esos especialistas ofrecen diferentes datos para avalar su tesis. Así, la interceptación de un avión no tripulado iraní sobre Israel, el derribo de un caza F-16 israelí cuando habría sobrevolado Siria y los ataques de represalia contra objetivos sirios e iraníes abren nuevos escenarios para un conflicto más amplio si Teherán mantiene su intención de “fortalecer su presencia en Siria después de la derrota del Estado Islámico”.

Un jeep militar israelí conduce cerca de la frontera de Israel con la Franja de Gaza 10 de diciembre de 2017

En este contexto, basta con recordar las amenazas que se intercambiaron ambas partes después de esos incidentes. Durante la Conferencia de Seguridad que se celebró en Múnich (Baviera, Alemania) el pasado 18 de febrero, el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu le dijo al de ministro de Asuntos Exteriores de Irán, Mohammad Javad Zarif: “No prueben la determinación de Israel”. El alto cargo iraní no tardó en contestar que su país respondería “seriamente” si sus “intereses no están asegurados.”

El “resurgente Irán” como nuevo jugador

“Un resurgente Irán es un nuevo jugador” en la escalada de tensión entre Israel y Siria, aunque Tel Aviv y Teherán libran una ‘guerra encubierta’ “desde hace años”, sostienen los autores del texto, quienes enumeran algunos de los sucesos más recientes.

Así, Tel Aviv derribó un dron de Irán que volaba sobre territorio israelí y envió aviones a la base aérea de Tiyas (Siria) para atacar el centro de mando iraní del que había enviado ese avión no tripulado.

Un resurgente Irán es un nuevo jugador en la escalada de tensión entre Israel y Siria

Las fuerzas que respaldan a Bashar al Assad dispararon “decenas” de misiles antiaéreos, incluso a territorio israelí, y derribaron uno de sus cazabombarderos F-16.

Entonces, la Fuerza Aérea de Israel envió ocho aviones a Siria para atacar a diversas instalaciones militares sirias e iraníes y los partidarios de Assad respondieron con otros 15 o 20 misiles antiaéreos y obligaron a las comunidades israelíes a entrar en confinamiento de nuevo.

‘Guerra en la sombra’

El redactor jefe y columnista de Jerusalem Post, Yaakov Katz, estima que esa ‘guerra en la sombra’ entre Israel e Irán a través de grupos armados que respaldan a los dos estados se dirige a una etapa de confrontación directa.

Teherán ha promovido sus intereses a través de los grupos paramilitares chiitas Hezbollah y Hamas, mientras que Tel Aviv apoya las actividades de colectivos como los separatistas kurdos y los rebeldes sirios ‘moderados’ que luchan contra las filas progubernamentales sirias.

Israel considera que el despliegue de fuerzas proiraníes en su frontera con Siria supone una amenaza para su seguridad, dado que Assad es su enemigo y aliado de Irán, detalla Katz.

A esto se suma que Teherán no reconoce la existencia de Israel y, tradicionalmente, ha apoyado a las fuerzas regionales que luchan contra los israelíes.


Fuente: RT

Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.