¿Por qué Pakistán ha enviado 1.000 soldados a Arabia Saudita?

Un periódico líder de Pakistán lo ha calificado como un misterio. Los políticos han exigido un debate. El ministro de Defensa fue convocado.

Sin embargo, varios días después de que Pakistán anunció el envío de más de 1.000 nuevos efectivos a Arabia Saudita, los detalles sobre lo que van a hacer y por qué están siendo enviados siguen siendo opacos.

La decisión llega tres años después de que Pakistán se negó a enviar soldados para unirse a la intervención liderada por Arabia Saudita en Yemen.

El Ejército paquistaní ha dicho oficialmente que las tropas están en una “misión de entrenamiento y asesoramiento” y no serán desplegadas fuera del reino – y, específicamente, no en Yemen. Ya hay 1.600 tropas paquistaníes en Arabia Saudita, dijo el ministro de Defensa, Khurram Dastgir, al Senado el lunes.

Pero incluso después de la explicación de Dastgir sobre el nuevo despliegue, los políticos continúan desconcertados y frustrados.

“Esto no arroja luz sobre la decisión que se ha tomado“, dijo el presidente del Senado, Raza Rabbani, en respuesta a Dastgir. “Lo siento. La declaración es insuficiente”, añadió.

Rabbani más tarde amenazaba a Dastgir con “desacato al Parlamento” cuando se negó a proporcionar más detalles, según el diario paquistaní Dawn.

En medio del interrogatorio y la ofuscación, los analistas especulan que la verdadera misión de las tropas paquistaníes puede ser la de proteger a la familia real saudí, meses después de una purga que ha visto cientos de familiares detenidos por presunta corrupción.

“Los saudíes pueden pensar que hay un problema interno, que no pueden confiar en los suyos, por lo que están recibiendo a los paquistaníes”, dijo Kamal Alam, un investigador visitante en el Real Instituto de Servicios Unidos.

No sería la primera vez que los paquistaníes han vigilado a la familia real. A principios de la década de 1970, el rey Faisal, cuya política exterior fue guiada por el panislamismo, y el entonces primer ministro paquistaní Zulfiqar Ali Bhutto, desarrollaron una relación cálida, que dio lugar a la primera presencia militar paquistaní en el reino, dijo Alam.

A petición del rey Fahd en 1982, el general Zia ul-Haq, entonces presidente de Pakistán, envió una brigada blindada al reino. Sirvió como “una fuerza de élite para defender la monarquía de cualquier enemigo en casa o en el extranjero”, escribió esta semana Bruce Riedel, un ex analista de la CIA y el director del proyecto Brookings de Inteligencia.

Riedel dijo que cree que el nuevo despliegue se usará principalmente como una guardia personal del príncipe heredero, Mohammed bin Salman.

La unidad “será leal a él por si acaso sus enemigos se mueven para expulsarlo o matarlo”, dijo Riedel. “Él ha hecho una gran cantidad de enemigos en tres años, incluyendo muchos en la familia real”.

¿Por qué es un tema sensible?

El despliegue de tropas es un tema delicado para Pakistán. Aunque Islamabad y Riad tienen una estrecha relación, en los últimos años, los paquistaníes han tratado de liberarse de la impresión de que son marionetas saudíes, dijo Alam.

El general Omar Javed Bajwa, actual jefe del Ejército de Pakistán, que tomó el mando en noviembre de 2016, se ha centrado en la construcción de relaciones con todo el Golfo, incluyendo, por primera vez, a Irán. El nuevo despliegue en Arabia Saudita podría interrumpir esos esfuerzos, a pesar de que según los informes, Bajwa consultó con Irán, Turquía y Qatar antes del anuncio.

Tener tropas paquistaníes en Yemen – donde la coalición liderada por Arabia Saudita está luchando contra los rebeldes hutíes, respaldados por Irán podría provocar tensiones sectarias en el país que tiene 35 millones de chiíes entre sus cerca de 200 millones de habitantes y comparte una frontera con Irán.

Cuando los saudíes solicitaron el apoyo de Pakistán en 2015, el Parlamento debatió durante cuatro días, y decidió mantener la neutralidad en el conflicto.

Alam dijo que es muy poco probable que los soldados paquistaníes sean desplegados en Yemen, aunque sólo sea porque no hablan árabe. “Serían una presa fácil si van a la guerra en Yemen… No tendría ningún sentido”, dijo.

Pero la zona de la frontera saudí-yemení podría ser una historia diferente. El año pasado, fuentes de seguridad paquistaníes dijeron que el Ejército de Pakistán planeaba enviar tropas de combate para proteger la frontera saudí, vulnerables a ataques de represalia hutíes.

Sin una mayor clarificación, dijo Alam, continuará la especulación. “O lo están ocultando o realmente no lo han decidido” dijo.

Fuente: Dania Akkad, Arabia Watch

Facebook Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.