La revolución energética en Etiopía nace en las calles

Addis Abeba, (PL) Un mercado de rápido crecimiento de los productos que emplean recursos renovables para su funcionamiento, como las linternas solares, está impulsando hoy una revolución energética en Etiopía.

 

Al igual que muchos países de bajos ingresos, esta nación del cuerno africano es un punto de enfoque para las agencias financieras y de desarrollo internacional, así como para los donantes.

Dichas organizaciones están canalizando decenas de millones de dólares a Etiopía para el acceso a la energía; están ansiosos por comprender los requisitos locales para adaptar los flujos financieros y maximizar el impacto de sus fondos.

A primera vista, el mercado se enfoca principalmente en la calidad: la certificación de calidad ‘Encender África’, del Banco Mundial, es obligatoria para los productos y la mayoría de los proveedores clave lo tienen.

Además, las redes de distribución están bien establecidas y son profundas; el financiamiento también está disponible a través de instituciones dedicadas a ofrecer recursos monetarios y bancos que otorgan créditos corporativos a los proveedores.

En general, la tasa de crecimiento de las empresas de acceso a la energía está entre el 10-20 por ciento y existe un gran optimismo sobre el tamaño y el futuro del mercado.

A pesar de tales hechos, los volúmenes de ventas de productos solares en todo el sector formal son bastante bajos.

Una razón es la escasa cantidad de divisas que dificulta las importaciones y por otro lado la deuda viene con condiciones paralizantes, como tasas de interés del 12-15 por ciento y altos requisitos de garantía.

Como resultado de esas barreras, la mayoría de las empresas que operan en el sector formal venden entre dos mil y cinco mil linternas por año, de acuerdo con estadísticas recién publicadas del Ministerio de Economía.

Incluso, algunos de los proveedores formales más grandes venden menos de 20 mil linternas por año.

Esas cifras son un orden de magnitud más bajas que las del sector informal, donde algunos proveedores pueden vender más de 100 mil linternas por año, de acuerdo con expertos en temas económicos de Etiopía.

Entrevistas en el terreno hechas por especialistas arrojan datos interesantes: se estima que el 65 por ciento del mercado de productos solares de Etiopía realiza transacciones en el sector informal.

Una rápida mirada por algunas calles de Addis Abeba pudiera confirmar lo anterior, como en el vasto y altamente congestionado bazar en el borde de la capital conocido como Mercado, donde miles de vendedores tienen una amplia gama de productos a precios despiadados totalmente fuera de la red de impuestos.

Las ofertas aquí son grandes, se realizan con confianza, no en papel, y se ejecutan rápidamente. Aquí es donde se hacen negocios.

El Mercado, y otros sitios similares, son el corazón del mercado de acceso a la energía en Etiopía.

Están profundamente conectados a redes informales que tienen bajos costos de transacción, alta flexibilidad, amplio alcance geográfico y acceso profundo a las áreas más remotas del país.

Esas características hacen que dichas redes sean la columna vertebral de muchos mercados en desarrollo como Etiopía y el canal preferido por los proveedores de acceso a la energía que buscan grandes volúmenes de transacciones, bajos costos y velocidad de comercialización.

Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.