video

Puerto Rico: huracanes en tiempos de colonia

Exclusivo de Data Urgente. A seis meses del paso arrasador del huracán María por Puerto Rico, sus habitantes aún sufren las consecuencias y no logran salir adelante. Cientos de familias sin los servicios básicos esenciales, y un éxodo masivo de habitantes son los resultados de las pésimas condiciones de vida. Según el Instituto de Estadística de Puerto Rico el 6% de la población dejó la isla por las consecuencias del huracán.

 

Éxodo masivo en Puerto Rico tras 6 meses del huracán María

Ante esta situación las críticas arrecian sobre la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA), organismo que depende de Washington y que se supone debería actuar en Puerto Rico, al igual que lo hubiera hecho si el huracán hubiera pasado por Florida o Nueva Orleans.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, tardó trece días en visitar en Puerto Rico luego del huracán, donde no hizo anuncios concretos y fue fuertemente cuestionado por lanzar rollos de papel a una población, como si se tratara de un juego de básquet.

En febrero se le adjudicó a la FEMA un contrato de 156 millones de dólares en el que iba a entregar 30 millones de comidas a Puerto Rico, de las que solo entregó 50.000.

Se calcula que los daños ascienden a más de 100 mil millones de dólares y Puerto Rico vive bajo la presión económica de Estados Unidos, por su gigantesca deuda externa. El régimen territorial de la isla, que la mantiene en un limbo político, complica aún más a Puerto Rico para poder salir adelante.

Puerto Rico está lejos de la normalidad a seis meses de huracán

Entrevistados en el programa Continentes que se emite por HispanTV, el analística político Eduardo Martínez y el economista Julio Gambina, explicaron la difícil situación económica que vive Puerto Rico debido a su impreciso estatus respecto a Estados Unidos.

Martinez hizo un pequeño recorrido histórico de cómo Washington llegó a apropiarse de la isla en el marco de la guerra por la independencia de Cuba del yugo español: “aunque parezca mentira Estados Unidos apoya al movimiento de Martí. Éste, muy inteligente, lo que hace en la guerra de independencia cubana es limitar a los norteamericanos, aceptar su ayuda pero diciéndoles que no iban a poner un pie ahí. Cuando se declara la independencia de Cuba,  Estados Unidos en esa derrota de los españoles les arrebata colonias, ahí es donde puede arrebatarles colonias tan lejanas como Guam frente a la costa china , y se apropia de Puerto Rico. A partir de ahí hubo varios picos legales. en 1917 Estados Unidos hizo un tratado de como tenía que ser gobernada Puerto Rico, recién fue reconocida como un territorio asociado en 1952, es decir que en todo ese proceso lo fue llamado de formas distintas, pero siempre lo dejo en el medio, no es el estado 51, no es una colonia”.

Debido a la importante influencia de Estados Unidos en las Naciones Unidas, Puerto Rico no fue incluida en la lista de colonias que se realizó en 1960 en el organismo internacional. Sin embargo el analista política explicó por qué a pesar de no ser “legalmente” una colonia, sí lo es en los hechos. “El estatus está como en una especie de limbo legal, si uno se aferra absolutamente a lo que es la letra fría de la ley, y lo que se propuso las Naciones Unidas en 1960 del proceso de descolonización, cuando se define el concepto de colonia, a simple viste uno ve que Puerto Rico es una colonia. No tienen forma de reconocerlo simplemente como un estado asociado, el primer elemento es muy simple , no puede presidir el estado un ejecutivo de rango medio, es decir, no puede ser un gobernador. Vamos a suponer que le llaman gobernador al presidente, que sería una trampa política para acercar posiciones,  pero un presidente debe tener todos los atributos del ejecutivo, y en este caso no los tiene”, detalló.

Por otro lado Martinez hizo hincapié en la categoría de segunda de los puertorriqueños respecto a Washington: ” todos tienen el pasaporte norteamericano,  pero no tienen la posibilidad de votar un presidente, pero sí el puertorriqueño que ha logrado asentarse en el contiene,  tiene los derechos que cualquier norteamericano. Es decir no hay elemento legal que contradiga que Puerto Rico es una colonia y lo es.”

En la esfera económica también Washington maneja la relación con Puerto Rico confirmando que se trata de una colonia. La elevada deuda externa de la isla podría tener alguna solución o aliciente si realmente fuera un estado más de Estados Unidos,  así lo expuso en Continentes el economista Julio Gambina: “Podría tener algún tipo de beneficio con el estado estadounidense, en el sentido de reprogramación, podría plantearse en bancarrota, Puerto Rico no puede hacerlo, en ese sentido es independiente, y por lo tanto la deuda le compete íntegramente, es más Estados Unidos en el 2006 generó una legislación mediante la cual se ordena el proceso de deuda: Puerto Rico toma permanentemente nueva deuda para pagar  vieja deuda, Puerto Rico recicla todo lo que ha pasado en América Latina en los años 80 y 90, de pagar deuda con nueva deuda, hoy la deuda de Puerto Rico es de 74 mil millones de dólares, 99 por ciento del producto bruto interno, o sea todo lo que genera Puerto Rico de riqueza en un año, lo debe, pero si a eso le agregas organismos autárquicos y descentralizados, la deuda se va a 160 mil millones de dólares, esto es impagable y lo que Estados Unidos le impone es un régimen de coloniaje”.

El especialista explicó que esta reestructuración impide a Puerto Rico a pagar la deuda original y solo llega a pagar los intereses, lo que crea un mecanismo perverso de endeudamiento constante. “Estados Unidos tiene en Puerto Rico un proveedor de recursos para resolver sus propios problemas internos. Estamos en una crisis económica mundial, el epicentro es en Estados Unidos, con lo cual necesita asegurarse fuentes de ingresos de cualquier lugar. Uno de los móviles de la deuda externa de Puerto Rico es que Estados Unidos cambió el criterio que tenía con las empresas estadounidenses en Puerto Rico: le quitó subsidios a las empresas estadounidenses que producían y exportaban desde Puerto Rico, muchas de esas empresas se fueron yendo, con lo cual generó un proceso de desindustrialización, un proceso de desempleo creciente, con todos los problemas sociales que genera el desempleo”, desarrolló Gambina.

Para finalizar Gambina contextualizó la situación de Puerto Rico en la geopolítica del capitalismo actual, “Estados Unidos es un territorio de paraísos fiscales, hoy el capitalismo mundial es un capitalismo delictivo, es un capitalismo criminal, donde funciona en base a la evasión, por lo tanto se utilizan múltiples territorios para desarrollar esa potencia de la liberalización económica y financiera, y eso se apoya en el plano militar. Los problemas que tiene Puerto Rico en materia de independencia  no son muy distintos, acá están agravados por el estatus jurídico y por la presencia militar, pero Puerto Rico puede ser autónomo. Hay condiciones para la independencia y hay un reclamo subjetivo muy fuerte, la lucha independentista es parte de un programa histórico del pueblo de Puerto Rico”, concluyó”.

Mirá acá ⬇los antecedentes del contexto socio histórico de Puerto Rico.

Facebook Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.