video

Primer encuentro internacional de mujeres que luchan

Por Ana Claudia Aguilera para DataUrgente.

“¿La toma del poder? No, apenas algo más difícil: un mundo nuevo”.

Las mujeres aborígenes de México han decidido reunirse y nos invitan a todas, de todas las nacionalidades, lenguas, posturas y gustos. 

La iniciativa ha surgido desde las féminas que conforman el Comité Clandestino Revolucionario Indígena y la Comandancia General del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN)

Mucha agua bajo el puente ha pasado desde aquel levantamiento contra la desigualdad, la discriminación y explotación hacia las mujeres en Chiapas, en el año 1994, donde la participación de la Comandanta Ramona (Chiapas 1959-San Cristóbal de las Casas 2006) había sido fundamental para sentar las bases de aquella insurrección por la  igualdad, apoyada por la Mayor Ana María redactando un año antes la Ley Revolucionaria de Mujeres.

Aquella menuda y valiente mujer había sido de importante participación,dirigiendo desde el punto de vista estratégico la toma de San Cristóbal de las Casas (Chiapas) el 1º de enero de 1994. Fue la primera mujer representante Zapatista en llegar a la Ciudad de México en 1996.

En el año 1996 fue partícipe de los Acuerdos de San Andrés sobre Derechos y Cultura Indígenas. Documento que el Gobierno de México firma con el Ejército Zapatista. En aquellos acuerdos queda establecido que se modificará la Constitución Nacional a los fines de otorgar Derechos y Autonomía a los Pueblos Indígenas y pobres de México, históricamente relegados.

Ramona fue la primera mujer en levantar la voz por sus semejantes, exigir igualdad y justicia. Mientras duró su vida, la dedicó a luchar en un país donde no sólo por ser Zapatista, también por ser pobre, indígena y sobre todo mujer las condiciones son absolutamente desparejas, incluso me atrevería a decir “crueles”.

Debo aclarar que el Zapatismo, evocando en su nombre a Emiliano Zapata, líder militar campesino de la Revolución Mexicana fue, en su creación, un movimiento armado, para pasar a ser en la actualidad un movimiento político.

En éste punto es menester mencionar a María de Jesús Patricio Martínez, médica tradicional y defensora de los Derechos Humanos, indígena nahua.Marichuy, como le dicen, fue elegida por el Consejo Nacional Indígena para ser su representante como candidata independiente en las futuras Elecciones Federales, a llevarse a cabo el presente año. Busca representar al Pueblo Indígena como Candidata a la Presidencia una democracia participativa y anticapitalista.

Este encuentro internacional nos presenta la oportunidad de unirnos como mujeres. Bajo el lema Zapatista “preguntando caminamos”, preguntamos para saber, para conocer, para afianzar lazos, caminamos sin detenernos, “lento: porque vamos lejos”. Como los caracoles. Caracoles justamente se llaman las comunidades Zapatistas y con ellas caminamos nuevamente, pero lejos de volver atrás, nuestra mirada va hacia adelante, mucho más adelante, tanto que el horizonte se ha borrado. ¿Nuestro horizonte? La igualdad, la Justicia, la Solidaridad, el bien común del Buen Vivir.

Estamos ante un nuevo milenio, pensaba al inicio de esta crónica. Sin dudas será el tiempo de las mujeres, nuestro tiempo. Lo viviremos en paz, solidaridad, encuentro y comunión. Aquellas pequeñas grandes Mujeres de la tierra Mexicana nos están convocando. Nos participan con amor, dignidad y sobre todo, humildad. Jamás desprecio una invitación. Tampoco comenzaré a hacerlo ahora: allí estaré para compartir vivencias y conocimiento, pero sobre todo para escuchar y aprender. 

El llamado es al Caracol de Morelia, Chiapas, donde comenzó todo. Allí, entre el 08 y 10 de marzo nos encontraremos, nos escucharemos, hablaremos y nos contaremos las diferentes realidades de nuestros lugares de residencia y convivencia. Seremos mujeres, porque bien dice la convocatoria que “los hombres estarán limpiando o en la cocina: de allí si tienen la suerte de escuchar, algo aprenderán..”.

 

Facebook Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.