Perú: “No es sólo una crisis de gobierno, es una crisis de Estado”

El presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski, renunció al cargo un día antes de realizarse en el Congreso el segundo pedido de destitución. A diferencia del primer debate de vacancia, en este caso “no sólo fue promovida por Keiko (Fujimori), sino por un conjunto de fuerzas en el Parlamento”, explica el sociólogo y ex embajador de Perú en la Argentina. Nicolás Lynch, académico y político peruano, analiza el proceso que llevó a la renuncia presidencial.

– PPK llegó a la presidencia para renovar la política en Perú ¿qué pasó?
No fue así, él no llegó para renovar la política, llegó para asentar una dominación neoliberal que estaba en crisis y para ello esperó formar una coalición de fuerzas de derecha pero no le fue posible. El fujimorismo, que es el otro gran partido de derecha, que controlaba el parlamento se le opuso desde un primer momento. Porque quería desplazarlo o hacer un gobierno de coalición, cosa que PPK no estaba interesado.

– ¿La crisis se termina con la renuncia de PPK?
No termina con la renuncia de PPK porque ésta es una crisis mayor, que no solo tiene que ver con un gobierno, sino con la democracia de élites y democracia de minorías que regresó en el año 2000 con el fin de la dictadura de Fujimori. Y que no ha podido darle al país ni bienestar ni participación. Entonces no solo es una crisis de gobierno, es también una crisis de régimen democrático y me atrevería a decir de Estado. Porque entra en cuestión el denominado “capitalismo de amigotes”, o sea que para hacer negocios había que tener buenos contactos en el Estado. PPK era un elemento central en esa articulación.

-¿Qué rol tiene Keiko Fujimori en la crisis?
-Un rol central porque ella empezó con este ánimo de vacancia (destitución). En diciembre fue su partido el que tuvo la iniciativa, sin embargo sus diferencias con PPK no son programáticas. Ambos plantean el modelo neoliberal. Son personales. Es el quítate tú para ponerme yo. Keiko Fujimori no tiene más ambición que poner a su partido en el gobierno.

-Quienes promueven la vacancia tienen menos credibilidad en la ciudadanía que PPK ¿qué puede pasar ahora?
-En este segundo momento de marzo la vacancia ya no solo fue promovida por Keiko, sino por un conjunto de fuerzas en el Parlamento: de izquierda, de centro, de derecha, y que no podían hacer otra cosa frente a la acumulación de escándalos de corrupción. Y por último, las grabaciones que salieron en el día de ayer sobre intentos de funcionarios de este gobierno de PPK de comprar congresistas para que no votaran a favor de la vacancia. Fue la gota que rebalsó el vaso y llevó a que se gestara una mayoría a favor de la vacancia, que a su vez llevó a la renuncia. El futuro está abierto. El vicepresidente Vizcarra que debe asumir es un interrogante. Keiko Fujimori que tiene la mayor bancada parlamentaria, sin embargo está muy golpeada por el propio curso de la crisis y la tradición de corrupción de su partido. La izquierda no tiene la suficiente fuerza todavía para proyectar el reclamo de la calle. Además, ha habido ausencia de manifestación popular en este segundo episodio de la vacancia. Por lo tanto, no sabemos qué se avecina, esperamos que lo mejor para el país, que ya ha pasado por bastante los últimos meses.

 


Fuente: InfoNodal

 

 

 

Facebook Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.