Moyano

Envían balas calibre 9 milímetros al líder de los camioneros en Argentina

Preparan trabajadores paro general contra tarifazos de Macri

El líder del Sindicato de Camioneros, Hugo Moyano y su hijo Pablo que comenzaron este martes una jornada de lucha, rechazando un aumento salarial de 15 por ciento, fueron amenazados al recibir balas de nueve milímetros en un sanatorio de ese gremio, en momentos en que senadores del Peronismo Federal (PF) se reunieron con los dirigentes de la Confederación General del Trabajo (CGT) para apoyar el paro general, cuya fecha se fijará este jueves, con la adhesión de todas las organizaciones gremiales del país.

Este día además, el gobierno de Mauricio Macri sufrió dos reveses: la selección argentino para el Mundial de Futbol no jugará en Jerusalén un partido amistoso con Israel, que estimulaba el presidente argentino incondicional del gobierno israelí- por lo que está sucediendo con el castigado pueblo palestino.

Además, la Sala III de la Cámara Federal de Seguridad Social declaró inconstitucional el artículo 2 de la ley de reforma previsional y ordenó restituir nueve por ciento sobre los haberes de jubilados y pensionados, que se descontaron ilegalmente, fallo que se produce cuando el gobierno avanza en un nuevo ajuste para lograr el préstamo del Fondo Monetario Internacional (FMI), cuyos funcionarios trabajan aquí en varios ministerios, a pesar del rechazo masivo expresado en marchas multitudinarias en las últimas semanas.

En el caso de la decisión judicial por las reducciones a los jubilados los magistrados sostuvieron que el cálculo para los haberes de marzo, la denominada cláusula de anclaje, estuvo mal hecho, por lo que el Ggobierno debe devolverles nueve por ciento que les descontó.

El paro general nacional será la respuesta al veto presidencial que se impuso a la ley votada por el Congreso contra el tarifazo lo que implicará nuevos incrementos superiores al mil 500 por ciento, facilitando el alza de los combustibles y el transporte.

Militares y seguridad interna

La ministra de Seguridad Patricia Bullrich insistió en que el país está en condiciones de darle la oportunidad a los militares argentinos para que se inserten en la democracia con una tarea que les dé la sociedad, y defendió el proyecto de Macri de que las Fuerza Armadas se involucren en tareas de seguridad interna que tienen prohibidas por ley.

También cuestionó el decreto 727/2006, que limitó el rol de las Fuerzas Armadas a la defensa contra un Estado extranjero o una fuerza armada extranjera insistiendo en que los militares deben participar en operativos contra el narcotráfico y el terrorismo.

Esto fue rechazado en las últimas horas por organismos de derechos humanos, sindicalistas, movimientos sociales, universidades y un vasto sector mayoritario de la población y la oposición.

Dirigentes de organismos de derechos humanos y movimientos sociales, junto a legisladores de la oposición, advirtieron este lunes en el Congreso sobre los riesgos que implica el plan del gobierno para modificar el rol de las Fuerzas Armadas y manifestaron la gravedad de esta decisión y la disposición a impedir que esto suceda, cuando se denuncia la instalación de una base de Estados Unidos en la provincia de Neuquén, además de las que ya se están instalando en Usuhaia y Tolhuin en Tierra del Fuego, como adelantó este periódico desde octubre de 2017.

De la misma manera la DEA ya envió sus fuerza de tarea a Misiones, provincia argentina limítrofe con Paraguay y Brasil y se denuncia la presencia de ese organismo estadunidense y otros de seguridad y fuerzas especiales en Salta y Jujuy en el noroeste del país.

También se mencionan el movimiento de tropas de Estados Unidos en la Patagonia, que habrían ingresado después de la firma de un acuerdo militar del gobierno con la Guardia Nacional de Georgia fuerzas especiales del Comando Sur autorizadas a moverse en todo el territorio del país.

El analista Néstor Gorojovsky, mencionó la presencia de tropas estadunidenses cerca de los yacimientos petroleros y gasíferos de Vaca Muerta, y de las implicaciones que tiene para Argentina este despliegue, cuando el territorio nacional carece de capacidad de defensa.

De acuerdo a su punto de vista al estar cerca de Vaca Muerta, estos soldados están en el punto desde el cual Argentina se puede relanzar al mundo a través de la explotación de los hidrocarburos que allí se encuentran y lo hacen con el pretexto de una supuesta cuestión humanitaria, cuando en nuestro país no hay luchas interétnicas, ni problemas de desnutrición salvo aquellos que genera el propio gobierno con sus políticas ¿Qué misión humanitaria pueden hacer tropas de Estados Unidos, que ya sabemos lo que significan para un país y sus vecinos? Además de la violación a la soberanía nacional que implican. FMI y tropas, ¿que más se necesita para una dominación colonial?.

Fuente: Stella Calloni, Diario La Jornada En línea

Facebook Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.