Arrestan en Buenos Aires a empleados del Metro que hacían paro

Arrestan en Buenos Aires a empleados del Metro que hacían paro

Exigen reapertura de la discusión salarial

Trabajadores del Metro que realizaban este martes un paro, ante la negativa del gobierno de la ciudad de Buenos Aires de discutir el tema salarial, fueron reprimidos con violencia extrema cuando habían bajado a las vías en una acción pacífica, y 16 delegados de la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte (Metro) y Premetro (AGTSyP) fueron detenidos por la policía, lo que fue repudiado por todo el arco sindical.

El gremio decidió ir a un paro total ante esta situación y volvieron a ser reprimidos cuando esperaban fuera de la comisaría donde estaban sus compañeros. Por la noche, el dirigente Néstor Segovia, a quien golpeó la policía, fue llevado a un hospital pues tenía dificultades para respirar.

Desde mediados de abril pasado los metrodelegados desarrollan un plan de lucha; abren los torniquetes gratuitamente durante algunas horas, en reclamo de la reapertura de la discusión salarial (paritaria) de la que fueron apartados, y rechazan un 15 por ciento a pagar en tres cuotas, lo que está muy por debajo de la inflación, estimada entre 25 y 30 por ciento, y otras demandas como la suspensión ilegal de más de cien compañeros de trabajo desde el pasado 23 de abril.

El jefe de gabinete de la intendencia capitalina, Felipe Miguel, justificó la represión, rechazó los cortes ilegales de las líneas del metro y no descartó eventuales despidos en caso de que continúen con la medida de fuerza.

Lo más grave es que admitió que hay trabajadores que están en condiciones de manejar los trenes, y que los están rentrenando, es decir, que servirían para romper la huelga dispuesta por los metrodelegados.

Por su parte, la Confederación General del Trabajo (CGT) en línea con otras centrales, denunció los sucesos de este día y advirtió sobre la decisión del oficialismo de reprimir a los trabajadores que exigen condiciones salariales justas, ante los tarifazos y en momentos en que se propone profundizar el ajuste.

Por otra parte, el dirigente camionero Hugo Moyano, cuyo sindicato fue allanado por más de cien policías hace dos días, junto con los líderes de las dos Centrales de Trabajadores argentinos, Hugo Yasky y Pablo Michell, entre otros, se reunieron con los obispos católicos de cara a la manifestación del día 25 de mayo contra el Fondo Monetario Internacional.

En el encuentro se habló del último documento de la Congregación para la Doctrina de la Fe de la Santa Sede, titulado Consideraciones para un discernimiento ético sobre algunos aspectos del actual sistema económico-financiero en el que el Vaticano exige acciones de control sobre el sistema financiero porque el mercado es incapaz de regularse a sí mismo.


Fuente: Stella Calloni, Diario La Jornada en Línea

Facebook Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.