¿Cómo podrían Moscú y Washington salir del callejón sin salida?

Rusia y EEUU “han trepado a un árbol y no saben cómo bajar”. Así resumen los expertos árabes la situación en la que se encuentran ambos países en torno a Siria. 

La actual crisis alrededor de Siria deriva no tanto en las posiciones diametralmente contrarias que han adoptado Moscú y Washington, sino más bien en que sus principales protagonistas se han metido en un callejón sin salida, considera el excomandante de la Fuerza Aérea libanesa, el general Mahmud Matar.


“Como dicen en el Líbano, [Rusia y EEUU] han trepado a un árbol y no saben cómo bajar (…) Nadie quiere una Tercera Guerra Mundial, esta traerá solo la desgracia absolutamente para todos. El Consejo de Seguridad [de la ONU] debería proponer una solución. Por ejemplo, enviar una comisión para que investigue los casos de uso de armas químicas”, considera el militar”.


Precisamente en el marco del Consejo de Seguridad, Moscú y Washington vetaron el pasado 10 de abril sus respectivas resoluciones para crear un mecanismo de investigación sobre el uso de armas químicas en Siria. Rusia estipula que la investigación debe realizarse sobre el terreno, al tiempo que EEUU considera que la propuesta rusa no permite establecer una investigación independiente ni atribuir responsabilidades.

A pesar de esto, el general Mahmud Matar considera que EEUU no se atrevería a dar mayores pasos que lanzar misiles sobre posiciones sirias. “La escalada en Siria tiene lugar principalmente en el frente informativo. Es un juego de nervios. Las victorias de las fuerzas rusas y sirias [sobre los grupos insurgentes] arruinan los planes de EEUU e Israel para dividir Siria (…) Las fuerzas rusas cumplen bien con su misión y seguirán haciéndolo en el futuro”, concluyó.

Asunto relacionado: Rusia despliega su Policía militar en Duma

El general retirado Hisham Jaber, por su parte, estima que el presidente estadounidense, Donald Trump, se atreverá a lanzar ataques en Siria solo si está seguro de que militares rusos no serán dañados en el proceso.


“Ahora en Siria hay desplegadas tropas de Rusia, que ha anunciado su posición de manera explícita. ¿Quieren los estadounidenses un enfrentamiento con Rusia? Eso nunca ha sucedido. Creo que los estadounidenses podrían realizar un pequeño ataque en Siria y, de esa manera, Trump salvará su reputación”, compartió Jaber con Sputnik.


La situación llegó a su punto más resbaladizo el 11 de abril de 2018, cuando Trump comunicó que Rusia debía estar preparada para derribar los proyectiles estadounidenses lanzados contra el país árabe. Moscú, por su parte, ha advertido de que si los soldados y especialistas rusos en Siria salen lastimados por los ataques estadounidenses, la Defensa rusa reaccionará de inmediato neutralizando tanto los misiles como su procedencia.

Recientemente, Trump advirtió a Rusia de que se preparase “para bonitos, nuevos e ‘inteligentes’ misiles” en Siria, relacionando la ofensiva con supuestos ataques químicos a las afueras de Damasco. Hace un año, la noche del 6 al 7 de abril de 2017, Trump ordenó un ataque de misiles contra un aeródromo del Ejército sirio. Defendía la medida como respuesta a un supuesto ataque químico en Idlib, del cual culpabilizó al Gobierno sirio.


Fuente: Sputnik Mundo

Facebook Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.