Botsuana denuncia a EEUU por importar colmillos y pieles de elefante

La Administración Trump emitió un memorando, con efecto inmediato, que permite la importación de colmillos y pieles de elefantes de Sudáfrica, Botsuana, Namibia, Tanzania, Zambia y Zimbabwe.

La decisión de Estados Unidos de permitir la importación de colmillos y pieles de elefante de seis países africanos ha sido mal recibida. En Botsuana, uno de los países interesados, se cree que al tomar esta decisión la administración de Donald Trump está socavando todos los esfuerzos para proteger las especies en peligro y alienta la caza furtiva.

El Gobierno de Botsuana no comprende la decisión de la administración estadounidense de permitir la importación de colmillos y pieles de elefantes de seis países africanos, incluidos Sudáfrica, Botswana, Namibia, Tanzania, Zambia y Zimbabwe.

Hablando en una conferencia sobre la conservación de los elefantes africanos en su país, el presidente de Botswana, Ian Khama, informó que la decisión era inaceptable y contraria a las leyes del país que prohíben la caza de elefantes. Khama declaró: “Quiero aprovechar este momento para condenar en los términos más enérgicos la decisión tomada por la Administración Trump que emitió el 1 de marzo un memorando con efecto inmediato, según el cual el gobierno de los Estados Unidos consideraría la emisión de permisos para ciertos trofeos de elefantes de seis países africanos”.

Según el líder africano, al tomar la decisión de cancelar la prohibición de importar “trofeos” para la caza deportiva, el gobierno de los Estados Unidos está poniendo en peligro a los 415.000 elefantes actualmente en el continente africano (111.000 menos que en la última década, según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza): “Creo que esta administración socava nuestros esfuerzos y también fomenta la caza furtiva porque sabe que nuestras leyes prohíben la caza en Botsuana”.

Una lucha continental

El gobierno de Botswana no es el único país que ha condenado la decisión del gobierno de los EE. UU. Varios países africanos ya están muy involucrados en la lucha contra la caza del elefante y la exportación de sus colmillos y pieles. En una cumbre en Botsuana sobre protección de elefantes y lucha contra la caza furtiva, más de 30 países africanos, incluido el país anfitrión, Uganda y Gabón, firmaron peticiones para pedir a Gran Bretaña y el resto de la Unión Europea (UE) “cerrar su mercado de marfil” para permitir que los elefantes africanos en peligro prosperen.

Mirá el documental de la cadena HispanTV sobre el tema

El presidente Ian Khama instó a las otras potencias a seguir el ejemplo de China, que durante algún tiempo ha prohibido estrictamente la venta de marfil y piel de elefante en su territorio. Pero esta lucha también podría sufrir por falta de voluntad por parte del resto de los líderes africanos.


Fuente: La tribune Afrique

Facebook Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.