Escándalo en el Movimiento Popular para la Liberación de Angola

En las últimas semanas se han dado a conocer importantes casos de corrupción en Angola que involucran a ex funcionarios e incluso a los hijos del ex presidente José Eduardo dos Santos. Las pujas internas en el gobernante Movimiento Popular para la Liberación de Angola (MPLA) son el trasfondo de este escándalo político.

Banco Nacional de Angola

El caso más reciente señala al hijo de dos Santos, José Filomeno, acusado de presunto fraude al Estado por 500 millones de dólares. Ese monto fue transferido del Banco Nacional de Angola (BNA) al Credit Suisse, de Londres, en septiembre del año pasado, días antes de que finalizara el mandato de su padre. José Filomeno, quién presidía el Fondo Soberano de Angola está en libertad, pero se le impidió salir del país.

En esa misma causa ya estaba acusado desde 16 de marzo el ex gobernador del BNA, Valter Filipe, quién de acuerdo a las denuncias habría transferido el dinero en beneficio de José Filomeno y por orden del ex jefe de Estado.

Cabe recordar que este último, si bien es sospechado de estar involucrado, posee la protección constitucional -reforma de 2010 mediante- que sostiene que durante los cinco años posteriores a dejar la presidencia no puede ser investigado.

Otro de los casos es el del jefe del Estado Mayor General de las Fuerzas Armadas, el general Geraldo Sachipengo Nunda, imputado por el caso de “los 50 mil millones de dólares”, en el que se pretendía conseguir una línea de crédito falsa mediante una empresa supuestamente asentada en Filipinas y a cargo de ciudadanos tailandeses y angoleños. Allí también están acusados otros militares y funcionarios del gobierno anterior.

Joao Lourenzo, el actual mandatario del MPLA que ganó las elecciones en agosto de 2017, se dio desde el comienzo una política de “lucha contra la corrupción” y el nepotismo. El 15 de noviembre destituyó a la presidenta del Consejo de Administración de la Sociedad Nacional de Combustibles de Angola (Sonangol), Isabel dos Santos -también hija del ex jefe de Estado- que ahora es investigada por desvío de fondos de la empresa.

Esta remoción se dio en un contexto de renovación de todos los cargos directivos de las empresas públicas en el marco de una crisis económica que atraviesa el país desde hace varios años y que ha llevado la pobreza al 40%. Lourenzo, que ha declarado publicamente que se siente como un Deng Xiao Ping de Angola -en alusión al dirigente chino que promovió la apertura al capitalismo del gigante asiático tras la muerte de Mao Tse Tung- ha prometido reducirla al 25% en cinco años.

Finalmente el propio MPLA se encuentra envuelto en una discusión interna que buscará ser saldada en un congreso extraordinario del partido en el mes de mayo. Un sector busca la renuncia de José Eduardo dos Santos a la presidencia del partido en beneficio de Lourenzo, actual vicepresidente. Sin embargo el ex mandatario se rehúsa a dejar el cargo, al menos hasta diciembre de este año, lo que ha puesto a la organización en una importante tensión interna.

 


Fuente: Notas de periodismo popular

Facebook Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.