Alerta sanitaria en África

Renacen temores en Madagascar por brote de muerte negra

Los temores a una pandemia en este país de peste bubónica variante respiratoria renacieron hoy tras conocerse un nuevo caso en la región central de Analamanga.

 

En un lapso de solo cuatro meses 200 personas murieron por la dolencia entre mediados y fines del año pasado, pero el brote de la enfermedad, que resurge en este país con frecuencia anual, cedió en las últimas semanas, lo que permitió a las autoridades un respiro.

Los temores se hicieron tangibles en esta capital ya que la región central de Analamanga es próxima a la ciudad.

Las aprensiones son comprensibles si se toma en cuenta que la también llamada muerte negra en el siglo XIV segó más de 200 millones de vidas en Europa y Asia transmitida por ratas y otras alimañas.

El nuevo caso, cuyo nombre no es mencionado en el reporte médico, es un cocinero de una escuela que fue al hospital para ser atendido con los síntomas de la enfermedad, cuya transmisión puede ocurrir a través de los estornudos, tos, saliva y otros fluidos corporales.

La dinámica de los contagios a fines del año pasado, cuando se reportaron dos mil 260 casos, alarmó a las autoridades sanitarias que adoptaron medidas de urgencia e iniciaron una campaña de concientización entre la ciudadanía.

En su variante mutada, la peste se manifiesta con síntomas de infección respiratoria y especialistas alertaron que puede extenderse a Europa y América del Norte, como ocurrió con el virus del ébola entre 2014 y 2016, que se apareció en Estados Unidos, donde una persona murió, además de España, Italia y Reino Unido.

Facebook Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.