“La revolución iraní sigue vigente”

Irán celebró el 38 aniversario de la revolución del 11 de febrero de 1979 que fundó la República Islámica. La fecha cayó en un contexto difícil debido a las sanciones impuestas por Donald Trump al país persa. Sputnik dialogó con el periodista argentino Sebastián Salgado, que se se encuentra en Teherán, la capital del país.

Salgado, presente en los festejos del aniversario, aseguró que más de un millón de personas se congregaron en las principales avenidas de la capital iraní para celebrar y apoyar al Gobierno en estos momentos difíciles.

1066962109

© FOTO: SEBASTIÁN SALGADO

Celebraciones por el 38 aniversario de la Revolución Islámica en Teherán

“Lo que vi el último viernes en Teherán fue impactante. Más de un millón de personas conmemorando el 38 aniversario de la revolución islámica, en este contexto político en el cual Irán vuelve a estar en los titulares de todos los diarios del mundo. Fue una movilización muy grande. Había hombres, mujeres y niños con consignas de apoyo a los principios de la Revolución islámica y protestas muy fuertes al Gobierno de EEUU, personificadas en la figura de Donald Trump”, dijo el periodista argentino en diálogo con el programa radial ‘Telescopio’ de Sputnik.

“Hablé con mucha gente para preguntarle por qué participaban, y todos contestaban que estaban ahí para recordar este aniversario del derrocamiento de la monarquía del sha Reza Pahlevi, un Gobierno impuesto por EEUU”, recordó.

El 3 de febrero la Administración Trump comunicó que había sancionado “a múltiples entidades e individuos involucrados en la adquisición de tecnología y/o materiales para apoyar el programa de misiles balísticos de Irán, así como para actuar en nombre o proporcionar apoyo a los Cuerpos de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán”.

© FOTO: SEBASTIÁN SALGADO

1066962093

Celebraciones por el 38 aniversario de la Revolución Islámica en Teherán

El motivo fue el lanzamiento el 1 de febrero de un misil balístico en el marco del programa industrial militar iraní. La reacción de la Casa Blanca puso en duda el acuerdo de 2016, conocido como Plan de Acción Integral Conjunto. Este convenio, firmado por Irán con Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Rusia, China y Alemania, comprometía al país asiático a limitar el enriquecimiento de uranio, renunciando a la posibilidad de fabricar una bomba atómica. Como contrapartida, Irán saldría de las listas de países sancionados por las Naciones Unidas.

“Al no poder desarrollar armas nucleares, Irán tiene un sistema de defensa imponente. Los lanzamientos fueron una demostración de que es un país preparado para la defensa. Es un mensaje político, pero no tiene nada que ver con lo pautado con el G5, donde jamás se mencionó que Irán tuviera que dejar de desarrollar misiles defensivos. Lo que hizo Irán no afecta lo pautado”, dijo Salgado.

1066967752

© FOTO: SEBASTIÁN SALGADO

Celebraciones por el 38 aniversario de la Revolución Islámica en Teherán

El ministro iraní de Defensa, general de brigada Hossein Dehqan, dijo que el ensayo de febrero no contradice el Plan de Acción Integral Conjunto ni tampoco la resolución 2231 de la ONU, que recomienda a Irán que se abstenga de elaborar misiles balísticos capaces de portar una carga nuclear.

“La diplomacia de todos los países del G5 trabajó para que Irán se comprometa a dejar de producir uranio enriquecido. De ese modo se le iban a ir quitando las sanciones impuestas desde el inicio de la revolución islámica, una especie de bloqueo como el que sufre Cuba en América Latina. Al parecer con la llegada de Trump se echa todo por la borda”, declaró el periodista.

Irán afirma ser capaz de contrarrestar a EEUU, Reino Unido e Israel

“Por supuesto que hay disidencia, hay gente a la que le gustaría una mayor apertura, pero es un país en pleno desarrollo, afianzando a sus lazos comerciales con otros países de occidente, y es una potencia muy importante que está tejiendo lazos cada vez más firmes con países del oriente medio. El papel que juega en la pacificación de la región es muy importante”, agregó.

El 11 de febrero de 1979 se declaró la fundación de la República Islámica de Irán. El ayatolá Jomeini asumió la conducción del nuevo Estado. Con el derrocamiento del sha Reza Pahlevi, se puso fin a una dinastía funcional al país norteamericano y al Reino Unido, que se beneficiaban de los recursos petroleros del país persa.

Deja un comentario