Encuentran armas norteamericanas en manos de terroristas de Irak

El grupo de investigadores de la ONG Conflictos Armados (CAR; por sus siglas en inglés) encontraron armas de los terroristas del grupo EIIL con sellos y numeraciones norteamericanas. James Bevan, un investigador miembro de CAR,  ingresó a diversas viviendas tomadas por los takfiríes del grupo terrorista EIIL (por sus siglas en inglés) en Qaraqosh, cerca de Mosul y encontraron una batería de cajas de municiones y armas con identificaciones norteamericanas.

ldquo;Hasta ahora, la comunidad internacional no ha prestado atención al hecho de que las armas están siendo desviadas hacia áreas afectadas por el conflicto”, explicó Bevan este lunes a un medio local. El equipo de esta organización trabaja detrás de la línea del frente de guerra, en áreas recientemente arrebatadas a EIIL y su método es la recolección de municiones, armas y cajas que son revisadas para encontrar números de serie o lote.

Esta información se carga en una base de datos que los investigadores usan para rastrear cómo ese material hizo el recorrido desde la fábrica donde fue producido hasta el corazón de una zona de conflicto.

Estados Unidos es uno de los países que invierte mayor cantidad de recursos económicos en el gasto militar, asimismo, según un informe la  ONG Acción Contra la Violencia Armada (Aoav) se destaca que Estados Unidos gastó más de 40.000 millones de dólares en la compra de armas cortas que luego llegan a manos de terroristas.

El texto está respaldado por numerosos documentos como el informe de la Cámara de Cuentas de Estados Unidos (GAO) en el que se indica que entre el 2004 y 2005, el Gobierno había adquirido al menos 185.000 rifles de asalto AK-47 con destino a Irak.

Por otra parte, el informe contabiliza alrededor de 412 contratos que superan cifras de 7 millones de dólares cada uno, en los cuales se vinculan a 79 compañías armamentísticas.

Además, dos tercios de los más de 40.000 millones de dólares fueron repartidos entre los diez consorcios mayoritarios.

 

Empresas armamentísticas y fondos buitres

Estados Unidos, cuenta con más de un tercio del comercio militar mundial y su presupuesto militar asciende a 596.000 millones de dólares, esto se debe, entre otras cosas, a la cultura belicista del país que se apoya en la enmienda constitucional  N° 2, por la cual cualquier ciudadano norteamericano puede obtener su arma.

Las empresas armamentísticas norteamericanas son enormes subsidiarias de otras que se encargan de hacer negocios multimillonarios con diferentes estados, además de ello están emparentadas con fondos buitres, como es el caso de Boeing, una empresa que produce aviones, municiones y misiles, entre otras cosas.

Boeing cuenta con inversores como la esposa del ex candidato presidencial Mitt Rommney, Ann Rommney, miembro de NML Capital, el fondo buitre de Paul Singer, que es un ferviente seguidor del Partido Republicano y su vez tiene influencias con el Tea Party que es el primer partido que apoyó a Trump en su candidatura.

Respecto a nuestro país, NML Capital es el principal financiador de la organización American Task Force Argentina (Afta) cuyo lobby influyó en el Congreso y la Justicia estadounidense durante el juicio para cobrar 9352 millones de dólares a principios de éste año.

Deja un comentario